Recibe nuestro newsletter
 

NFL no permitirá quejas sobre oficiales suplentes

Varios entrenadores se mostraron molestos con los suplentes. (Foto: Getty Images)
Varios entrenadores se mostraron molestos con los suplentes. (Foto: Getty Images)

MEDIOTIEMPO | Agencias
Nueva York, NY, sábado 22 de Septiembre del 2012

  • Se reveló que no existe un avance en las negociaciones con el sindicato de oficiales
La NFL dio a conocer un comunicado interno a todos los equipos en el que advierte que a partir de ahora no va a permitir a nadie del personal directivo, entrenadores y gerentes generales que se hagan críticas y reproches a los árbitros suplentes que trabajan esta temporada ante la falta de acuerdo con los oficiales.

La liga informó a los 32 equipos que el tipo de comportamiento presenciado en el campo el pasado fin de semana no será tolerado este fin de semana, cuando se dispute la tercera semana de la temporada regular.

El pasado domingo entrenadores en jefes como John Fox, y el coordinador defensivo, Jack Del Rio, de los Denver Broncos; junto con el head coach de los San Francisco 49ers, Jim Harbaugh, fueron captados increpando a los árbitros de una manera inaceptable para la liga.

"Los contactamos para recordarles que todos tienen una responsabilidad respecto al juego", declaró el vicepresidente ejecutivo de la NFL, Ray Anderson. "Esperamos que sea cumplido este fin de semana y los siguientes".

La última vez que la NFL se tomó el tiempo de advertir a tantos equipos sobre un problema en la temporada que se sintió así de importante fue en octubre del 2010.

Entonces se dieron múltiples contactos casco a casco sobre receptores desprevenidos, incluyendo un golpe violento del esquinero de los Falcons de Atlanta, Dunta Robinson, al receptor abierto de los Eagles de Filadelfia, DeSean Jackson, que resultó en una multa de 50.000 dólares.

La revisión de lo sucedido el pasado fin de semana hizo que la NFL considerase las acciones "totalmente inaceptables" y advirtió a los equipos que no iban a ser permitidas "bajo ningún concepto".

Cuando se le preguntó qué pasaría si otro entrenador en jefe critica la decisión de un árbitro de reemplazo este fin de semana, Anderson respondió fue categórico al señalar que el castigo sería seguro y severo.

"Si alguien comete el mismo error, sería sancionado en el campo y tendría noticias de nuestra oficina de una manera muy firme", subrayó Anderson. "La labor que realizan los árbitros debe ser respetada tanto dentro como fuera del campo y no hay ningún margen para que se les maltrate dialécticamente y mucho menos cuando realizan su trabajo".

[EFE]

Comentarios