Acuerdan NFL y árbitros nuevo contrato por ocho temporadas

Tras largas horas negociaciones, este miércoles el comisionado Roger Goodell anunció que la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) y el Sindicato de Árbitros (NFLRA) llegaron a un acuerdo y...
Tras largas horas negociaciones, este miércoles el comisionado Roger Goodell anunció que la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) y el Sindicato de Árbitros (NFLRA) llegaron a un acuerdo y firmaron contrato por ocho temporadas.
 Tras largas horas negociaciones, este miércoles el comisionado Roger Goodell anunció que la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) y el Sindicato de Árbitros (NFLRA) llegaron a un acuerdo y firmaron contrato por ocho temporadas.
Nueva York, Estados Unidos (Notimex) -
  • De esta manera, concluye el paro de árbitros que duró tres fechas de la campaña regular,

 

Los árbitros sustitutos se han ido y la NFL ofreció disculpa por demorarse tanto en traer de vuelta a los titulares. Ahora, los aficionados al fútbol americano seguirán quejándose de las decisiones de los árbitros pero al menos no podrán atribuirlas a su inexperiencia.

El experimento de la liga con sustitutos termina el jueves por la noche, cuando un grupo de árbitros experimentados dirigirá el partido entre los Ravens de Baltimore y los Browns de Cleveland.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, se disculpó con los aficionados por lo ocurrido en las últimas tres semanas, pero negó que el uso de árbitros suplentes hubiera aumentado el riesgo de que se cometieran errores graves.

Después de dos días de negociaciones maratónicas —y una frustración creciente en la liga_, la NFL y el sindicato de los árbitros anunciaron en la madrugada del jueves que se había convenido un acuerdo tentativo por ocho años para poner fin a un paro laboral que comenzó en junio.

El regreso de los árbitros regulares era aguardado con ansia por muchos jugadores, entrenadores y aficionados.

"Estas personas podrían ahora equivocarse, pero lo podemos soportar si se trata de gente profesional", dijo el receptor de los Lions de Detroit, Calvin Johnson.

Goodell insistió en que la agilización de las negociaciones que derivaron en un acuerdo no tuvo como motivo la polémica en torno del partido del lunes pasado, cuando un error costó el triunfo a Green Bay contra los Seahawks de Seattle. Ambas partes habían sostenido "negociaciones intensivas" en las últimas semanas, aseguró Goodell.

Sin embargo, reconoció que la controversia "pudo haber presionado más a ambas partes".

Para los Packers, Redskins, Lions y otros equipos que manifestaron disgusto con decisiones arbitrales que podrían haber variado los resultados, el acuerdo no cambia sus estadísticas. Pero después de tener reemplazos durante las tres primeras semanas y provocar una ola de disgusto que amenazó el resto de la temporada, el quarterback Matt Hasselbeck, de los Titans, lo sintetizó todo: "Bienvenidos de vuelta".

Goodell reconoció que hubo problemas para diferentes partes que conforman la liga.

"Obviamente, cuando pasas por algo así, es doloroso para todos", señaló. "Lo más grave es que esto fue doloroso para nuestros aficionados. Sentimos haber hecho que pasaran por eso, pero es algo que en el corto plazo tienes que hacer a veces para cerciorarte de obtener el tipo de acuerdo que es correcto a largo plazo, y para asegurarte de que este deporte siga creciendo".

El comisionado dijo que vio en casa el partido del lunes por la noche.

"Nunca quieres que un partido termine así", reconoció.

Pero recordó varias veces a los reporteros que los árbitros titulares han cometido también muchos errores desde hace años.

Los jugadores coinciden con eso.

"Todo volverá a estar bien hasta que haya un fallo que decida un partido. Entonces la gente, los jugadores, los reporteros y los aficionados se quejarán otra vez", dijo el receptor de los Lions, Nate Burleson. "Y si piensan que las actuaciones de los árbitros de reemplazo se veían bajo un microscopio, esperen a que la gente analice a los titulares. Querrán que sean perfectos".

El nuevo acuerdo mejoraría el desempeño de los árbitros a futuro, dijo Goodell. Reduciría los errores como el cometido el lunes y haría que la polémica de las últimas tres semanas valga la pena.

Goodell reconoció que "siempre hay preocupación" sobre la imagen de la liga.

"Evidentemente esto ha recibido mucha atención", dijo. "No ha sido positivo, y es algo que tienes que evitar en el largo plazo... Siempre vamos a tener que trabajar más duro para asegurarnos de conservar la confianza de la gente".

Las negociaciones se habían estancado por los temas de pensiones y prestaciones de jubilación para los árbitros, que son empleados de la liga sólo a tiempo parcial. Goodell dijo que la oferta de la NFL, de aumentar la vigencia del convenio de cinco a ocho años, logró algunas concesiones de los árbitros.

El acuerdo tentativo debe ser ratificado por el 51% de los 121 miembros del sindicato. Se proponían votar el viernes y el sábado en Dallas.

La tentativa de convenio aumenta los salarios de un promedio de 149.000 anuales en el 2011 a 173.000 en 2013 y 205.000 para el 2019.

Según el acuerdo propuesto, el plan de pensiones seguirá en vigencia hasta la temporada 2016 o hasta que el beneficiario cumpla 20 años de servicio. A partir de entonces quedará congelado.

Los árbitros sustitutos no eran algo nuevo en la NFL. Trabajaron en la primera semana de la campaña de 2001, antes de que se llegara a un convenio. Pero aquellos árbitros provenían del nivel superior del fútbol americano colegial.

En cambio, los suplentes actuales fueron reclutados de ligas de las divisiones inferiores del fútbol americano universitario, o de otras variantes de este deporte, como el Arena Football.

Su incapacidad para dirigir en los veloces partidos de la NFL derivó en críticas crecientes, las cuales alcanzaron proporciones de escándalo en la tercera semana. El analista de ESPN, Jon Gruden, consideró que el trabajo de los reemplazantes era "tragicómico".

Esos comentarios se produjeron durante el partido del lunes por la noche.

En la última jugada, Russell Wilson lanzó un pase de 24 yardas a la zona de anotación, cuando Seattle perdía 12-7 ante los Packers. El receptor Golden Tate empujó a un defensor con ambas manos, y la NFL reconoció el martes que debió haber sido castigado, lo que hubiese bajado el telón al encuentro con un triunfo para Green Bay.

Sin embargo, esa jugada no puede ser revisada en la repetición instantánea.

Tate y el safety de Green Bay, M.D. Jennings, forcejearon después por el balón, aunque los Packers insisten que Jennings tenía posesión y que el pase fue interceptado.

En cambio, los árbitros decidieron que ambos tenían posesión simultánea, lo que se decreta como un pase completo. Una vez que se tomó esa decisión, dijo la NFL, el árbitro acertó al decidir que no había evidencia visual indiscutible para revocarla.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×