Recibe nuestro newsletter
 

Esteban Gutirrez vive una Navidad diferente

En su carta a Santa peda un automvil de juguete. (Foto: Jessika Mndez)
En su carta a Santa peda un automvil de juguete. (Foto: Jessika Mndez)

Jessika Mndez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)
Monterrey, Nuevo Len, lunes 24 de Diciembre del 2012

  • El regiomontano espera convertir el deporte motor en el favorito de muchos
  • ‘Guti’ competirá en Fórmula 1, en contra de Sergio Pérez y otros pilotos
Cuando era niño, en su carta a Santa Claus pedía un automóvil de juguete o jeep eléctrico; en la actualidad, a sus 21 años, el piloto regiomontano, Esteban Gutiérrez, revela en entrevista a Medio Tiempo que en esta Navidad no quiere algo material, su deseo es ser Campeón del Mundo.
 
El primer paso para que se cumpla ese sueño ya llegó a Esteban como regalo navideño adelantado, cuando en noviembre pasado se dio la noticia de que será uno de los 24 corredores de la Fórmula 1 en 2013.
 
“Pedía muchos carritos de control remoto, mi mejor regalo de niño fue cuando me dieron un jeep eléctrico, tenía como cinco años y estaba por todo el jardín con ese jeep.
 
“Mi sueño siempre es sobre las carreras, ahora lo es el estar corriendo en la Fórmula 1 y ser campeón del mundo, una parte de ese sueño ya se cumplió, en la otra parte hay mucho por delante, hay que trabajar, esto apenas es el inicio, hay que mantener el enfoque para desarrollarnos en Fórmula 1, eso pediría de Navidad, consolidarme en Fórmula 1 y conseguir buenos resultados constantes”, declaró.
 
Admirando el árbol de Navidad que ha colocado en su casa ubicada en suelo regio, Gutiérrez recuerda como la Noche Buena ha ido cambiando para él conforme ha pasado el tiempo; y es que desde que comenzó a trascender en el automovilismo, el mes de diciembre ha sido de estar alejado de su familia.
 
“Han cambiado las Navidades, antes estaba todo diciembre estable en Monterrey, ahora tengo que estar viajando y llego hasta el 21, 22 de diciembre a celebrar Navidad, pero pues bien, trato de estar unido a la familia, es un momento donde puedes convivir”.
 
Lo que no ha cambiado para Esteban, es que tal a como sabía desde niño, tiene que portarse bien para que llegue el mejor regalo. En su infancia, su buen comportamiento era premiado con juguetes, hoy lo es con buenos resultados en sus carreras.
 
“Sí me portaba bien de niño, pero con los profesores siempre me gustaba poner mi punto de vista y no me gustaba que me lo cambiaran; ahora soy más flexible, escucho más a las personas y aprender de todo; soy muy paciente, honestamente no me gusta estar enojado, trato de ser muy realista; cuando hay una situación de enojo con otra persona, trato de tomarlo con mucha paciencia, simplemente solucionarlo.
 
“Esa forma de ser me ha ayudado en el automovilismo, los buenos resultados son parte por tener cabeza fría, el no dejarte llevar por tus emociones, porque cuando estás corriendo en la carrera en vivo y otro piloto hace algo con su coche, te toca tantito, no te puedes enojar, tienes que seguir enfocado en ganarle, por eso mismo trato de controlarme y en la vida diaria lo puedes practicar”.
 
Esto lo ha llevado a la Fórmula 1, donde en 2013 le tocará enfrentarse a los mejores pilotos del mundo y entre ellos se encuentra su compatriota Sergio Pérez, pero en su mente no está sólo el superar a ‘Checo’, su objetivo va más allá.
 
“Es la primera vez que nos va a tocar estar en el mismo circuito, pero no debemos de pensar mucho en la rivalidad de uno y otro, debemos de pensar en la rivalidad en todos los pilotos que están en la parrilla; pensar en sólo nosotros sería un desperdicio.
 
“Mi objetivo no está solamente en superar lo de ‘Checo’ en específico, mi objetivo va mucho más allá que decir ‘quiero ganarle a Checo’, eso no es correcto; buscaré ser constante, consolidarme en Fórmula 1 y si Dios quiere pelear por buenas posiciones sin pensar en batir el récord de alguien”.
 
Llegar a este circuito no fue cosa de suerte para Esteban, ya que son años de preparación del piloto regio, quien inició con las motos, pero poco tardó en darse cuenta que lo suyo son los autos, por lo que comenzó su profesionalismo en los Karts a los 13 años de edad.
 
“Es menos peligroso que una moto y eso desde un inicio lo sabía, porque mi mamá y mi papá siempre estaban preocupados, pero al final de cuentas siempre seguimos las carreras de Adrián Fernández, las carreras de Adrián Martínez, los mexicanos que competían en Champ Car”.
 
- ¿Quién es tu ídolo? - “No tengo uno en específico, Ayrton Senna era un piloto que admiro mucho, pero nunca me tocó verlo, no me tocó seguirlo; otro piloto es Robert Kubica, tuve la oportunidad de convivir con él, estuvo en Fórmula 1 y se lastimó hace dos o tres años, era un piloto muy constante”.
 
Nacido en suelo regio, Gutiérrez es consciente que lo fuerte en Nuevo León es el futbol y poco el automovilismo, por lo que desea que su tierra pueda empaparse del deporte motor, tal como él no deja a un lado el balompié norteño.
 
“Me gusta mucho el futbol, no lo sigo al 100 por ciento por tantos viajes, cuando estoy aquí con los amigos me invitan al futbol a los juegos de Rayados, de Tigres, a los famosos Clásicos; tengo preferencia por Rayados.
 
“Deseo que en Nuevo León disfruten las carreras, que no solamente las sigan porque hay un piloto que es regio, sino porque verdaderamente disfruten de todo”, finalizó.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios