Recibe nuestro newsletter
 

Anillo de Super Bowl, obsesión de Randy Moss

A Randy Moss sólo le falta ganar un Super Bowl. (Foto: AP)
A Randy Moss sólo le falta ganar un Super Bowl. (Foto: AP)

Juan Pablo Ganem | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, lunes 28 de Enero del 2013

  • Es el tercer jugador con más yardas recibidas de todos los tiempos
  • Perdió el único Super Bowl que jugó con los Patriots ante Giants
  • Regresó del retiro en 2012 y está a un paso de ganar el título con 49ers

Randy Moss es considerado como uno de los tres mejores receptores de la historia en la NFL, pero aún le falta ganar un Super Bowl; este domingo 3 de febrero podría saldar la cuenta pendiente cuando su equipo, San Francisco 49ers, enfrente a los Baltimore Ravens en New Orleans.

Moss tiene varios récords individuales en su palmarés. Para empezar es el tercer jugador con más yardas recibidas en la NFL (15 mil 292), sólo debajo de Jerry Rice y Terrell Owens. También es el segundo wide receiver con más pases de anotación atrapados de todos los tiempos con 156.

Asimismo, el jugador egresado de la Universidad de Marshall fue elegido cinco veces al mejor equipo de la NFL y ostenta la marca de más recepciones para touchdown en una sola campaña (en 2007 consiguió 23 en mancuerna con Tom Brady), entre otros logros personales.

"Ver que un jugador con tanto talento no dé el 100 por ciento es casi como una pequeña cachetada en la cara, pero Randy siempre fue Randy"

"Es el mejor receptor profundo que jamás haya jugado. Nadie corre mejores rutas o tiene un mejor dominio de la parte profunda del campo. Es un jugador dinámico y explosivo, y tal vez el receptor más inteligente que he entrenado", comentó su ex coach Bill Belichick, antes del encuentro que tuvieron los Patriots contra San Francisco en la Semana 15 de la actual temporada.

Por su parte, el coordinador ofensivo de los 49ers, Greg Roman calificó a Moss como "un verdadero profesional que todo el tiempo está comprometido".

Sin duda, todos sus números y el aval de sus mentores hacen de Moss un futuro integrante del Salón de la Fama, pero de poco valdrán si no corona su carrera con el máximo logro colectivo para un jugador profesional de futbol americano: el anillo de Super Bowl.

Moss ya acarició el trofeo Vince Lombardi una vez durante su paso por los Patriots, aunque al final los Giants de Eli Manning le arrebataron la oportunidad.

En el Super Bowl XLII, los Patriots tenían la ventaja 14-10 sobre New York a 2:42 minutos del final, gracias a un pase de Tom Brady atrapado por Moss en la zona de anotación. Sin embargo, Manning le dio la vuelta en la siguiente ofensiva, recordada por el pase que David Tyree completó con la ayuda de su casco. De esa manera, Randy vio cómo se esfumaba el ansiado título.

Así como Moss ha recibido elogios, algo que le achacan los críticos es su falta de ambición y disciplina dentro de la cancha, uno de los problemas que le impidieron consolidarse en otros equipos luego de su salida de los Minnesota Vikings en 2005.

De los Vikings -cuadro con el que debutó en 1998- pasó a los Raiders, donde las lesiones le impidieron ser constante. De ahí partió hacia New England. Con los Patriots alcanzó la estabilidad que le faltó en Oakland; bajo las órdenes del coach Belichick, Moss sumó 3 mil 904 yardas y 50 TD’s entre 2007 y 2010.

Su salida de los "Pats" se dio tras el partido de la Semana 4 de la temporada 2010 contra Miami Dolphins. Moss regresó a Minnesota para una corta estancia, pues sus críticas al entonces entrenador de los Vikings, Brad Childress, le costaron su lugar en el equipo. Los Tennnessee Titans lo aceptaron y lo incluyeron en su roster por el resto de la campaña, aunque no le renovaron el contrato para 2011. Entonces, Randy decidió dejar los emparrillados.

"Ver que un jugador con tanto talento no dé el 100 por ciento es casi como una pequeña cachetada en la cara, pero Randy siempre fue Randy. Si él hubiera trabajado un poco más duro, habría sido uno de los más grandes”, dijo el receptor número uno de la historia, Jerry Rice, en una entrevista en 2011.

Hoy, Moss regresa al “Gran Juego” siete años después de su única visita, gracias a la oportunidad que le brindaron los 49ers de volver del retiro para la campaña 2012. Sin importar que su nivel no sea el mejor (71 yardas y cero TD’s) y con 35 años en la espalda, el WR podría finiquitar una carrera de 14 temporadas en la NFL como campeón, si San Francisco supera a los motivados Ravens de Ray Lewis.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios