Recibe nuestro newsletter
 

Michael Oher, de Hollywood al Super Bowl

Oher dijo que l tiene ms personalidad que el personaje de Un sueo posible. (Foto: AP)
Oher dijo que l tiene ms personalidad que el personaje de Un sueo posible. (Foto: AP)

Juan Pablo Ganem | MEDIOTIEMPO
Ciudad de Mxico, viernes 1 de Febrero del 2013

  • Oher pasó de repartir periódicos a ganar 13.8 mdd al año
  • En 2008 fue electo All American con los Rebels de Ole Miss
  • Ha jugado todos los partidos con los Ravens en la NFL desde 2009
Michael Oher es el joven huérfano que pasó del anonimato a la fama, gracias a Hollywood, y que hoy está a sólo un juego de ganar el anillo de Super Bowl, instancia a la que llegó tras una serie de peripecias que no aparecen en la película "The Blind Side" (Un sueño posible, título que se le puso en México).

El filme, que llegó a las salas en el año 2009 y obtuvo un Oscar por Mejor Actriz para Sandra Bullock, cuenta una parte de la vida de Oher antes de llegar a la NFL.

Oher nació y vivió su infancia en la zona habitacional Hurt Village del condado de Shelby en Memphis, Tennessee. Sin su madre y su padre -una adicta al "crack" y el otro un asiduo visitante a prisión- rondó entre varias familias adoptivas desde los siete años.

"Miraba alrededor y pensaba 'debe haber algo mejor allá afuera'", comentó Oher sobre aquella etapa de su vida en una entrevista con "Usa Today" en 2011.

"Para mí era fácil decir quiero estar con estas personas, drogarme y no ir a la escuela. Pero decidí que no quería hacerlo"
Al no tener un hogar sólido, Oher se convirtió en un blanco fácil para las pandillas de su barrio natal. Sin embargo, el ahora jugador de los Ravens nunca tuvo en mente unirse a alguna de ellas y, a los 13 años, prefirió ganarse la vida como repartidor de periódicos todos los domingos desde las seis de la mañana.

“Para mí era fácil decir quiero estar con estas personas, drogarme y no ir a la escuela. Pero decidí que no quería hacerlo. Quería ser alguien en la vida”, dijo Oher a la cadena ABC en 2009, año en que fue elegido en el Draft de la NFL por Baltimore.

Oher tuvo su primer contacto con el deporte gracias al director del programa atlético de Hurt Village, Tony Henderson, quien al ver su situación familiar decidió albergarlo en su casa.

Fue gracias a Henderson que Oher ingresó a la Briarcrest Christian School en 2002, donde más tarde conoció a sus principales protectores y futuros padres adoptivos, Sean y Leigh Anne Tuohy.

La vida de Michael Oher dio un giro total tras ser aceptado como uno más de la familia Tuohy en 2004 (tenía 15 años en ese entonces). En Briarcrest su potente físico le permitió formar parte de los equipos de futbol americano, basquetbol y atletismo.

"Nunca olvidaré el momento en que Michael entró al cuarto. Parecía una casa que entraba a otra más grande, apenas cabía por la puerta", así lo describió el cazatalentos de futbol americano colegial, Tom Lemming, luego de reunirse con él en Memphis en 2004.

No obstante,  el sueño llamado NFL permanecía lejos en el horizonte, pues mientras no mejorara sus calificaciones, jamás alcanzaría los requisitos que pide la NCAA (Asociación Nacional Atlética Colegial por sus siglas en inglés) para jugar futbol americano colegial.

Las ofertas de las universidades le sobraron debido a sus cualidades como tackle izquierdo (jugador que resguarda el lado ciego del QB), pero el problema era su desempeño académico. Con la ayuda de un tutor particular y tras largas jornadas de estudio, Oher pudo graduarse de la preparatoria Briarcrest, aunque su nota escolar no llegaba al mínimo total solicitado por la NCAA (2.65).

"Es increíble. Saber de donde vengo y el camino que he tenido que pasar y ahora estar en el Super Bowl"
Oher tuvo que cursar materias vía internet en la Brighman Young University  para mejorar su registro y ser elegible por alguna de las universidades que lo querían, entre ellas Tennessee, Alabama, Auburn y Mississippi. Al final eligió la última opción por ser el alma mater de sus padres adoptivos.

En su primera temporada con los Rebels de Ole Miss, Oher inició en 11 partidos y fue elegido al equipo All American de novatos (2005). Tres años más tarde, se ganó el nombramiento unánime al All American Team, integrado por los jugadores más destacados del futbol americano colegial de Estados Unidos.

La campaña 2008 fue su última como universitario y para 2009 entró al Draft de la NFL. Los Ravens lo eligieron en la primera ronda y le ofrecieron un contrato de 13.8 millones de dólares al año por cinco temporadas. De ahí en adelante se convirtió en titular indiscutible en la línea ofensiva de Baltimore, ya sea como tackle izquierdo o derecho.

Oher jugó como titular en todos los partidos desde su llegada a Baltimore, incluida la fase regular y los Playoffs, hasta el momento. Este domingo 3 de febrero tendrá la primera oportunidad de coronarse campeón de la NFL, después de todos los obstáculos que superó.

Esta misma semana previo al Super Bowl, Oher se mostró un poco reacio a hablar de la película pues dijo “yo vengo a jugar futbol americano y a disputar el Super Bowl”.

Sin embargo, sí ofreció palabras de lo que representa para él estar ahí a un paso del título de la NFL.

“Es increíble. Saber de donde vengo y el camino que he tenido que pasar y ahora estar en el Super Bowl, el evento más grande que hay”.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios