Recibe nuestro newsletter
 

49ers vs. Ravens, ttulo en juego

La ciudad se paralizar con el duelo. (Video: Aldo Gutirrez)

Emmanuel Gutirrez | MEDIOTIEMPO (Enviado)
Nueva Orleans, Luisiana, Estados Unidos, domingo 3 de Febrero del 2013

  • Jim y John Harbaugh se disputarán el trofeo Vince Lombardi en Nueva Orleans
New Orleans volvió a ser 'inundada', una marea púrpura está dispuesta a arrasar a los "Gambusinos" que se paren frente a ella; los San Francisco 49ers y Baltimore Ravens disputarán la edición XLVII del Super Bowl, donde las condiciones no presentan un claro favorito entre los hermanos John y Jim Harbaugh.

Es la primera vez en la historia del "Gran Juego" que dos hermanos se miden como entrenadores de los equipos que disputarán el trofeo Vince Lombardi, John ya le dio una lección a su hermano Jim en el tradicional Día de Acción de Gracias del 2011, cuando los Ravens aletearon sobre los Niners por marcador de 16-6.

Sin embargo, dos personajes de semblante senil terminaron por robarles el espectáculo; sus padres.
Jack y Jackie Harbaugh fueron las estrellas a seguir los días previos al "Gran Juego" y se convirtieron en lo "Rocstars" del Súper Domingo en la cuna del Jazz.

La hegemonía histórica del equipo de Maryland pesa en la rivalidad; Baltimore ha vencido en los últimos tres enfrentamientos al equipo de la Bahía y llegan embalados al Súper Domingo tras vencer a dos favoritos al Campeonato, los Denver Broncos y los New England Patriots.

Además, el aliciente del retiro del "Ray" de los Ravens podría ser el motor para que Baltimore consiga su segundo anillo de campeón y lo despida con loas, mientras desfila por la capital del "Mardi Gras".

El QB Joe Flacco, un jugador con un contrato en el limbo y menospreciado en la Liga, a pesar de haber llevado a los Ravens a jugar la Postemporada en cinco campañas consecutivas, será el encargado de guiar la ofensiva púrpura, al lado de sus principales armas: Dennis Pitta, Ray Rice y Anquan Boldin.

Por otro lado, un QB hundido en el anonimato al inicio de la campaña pasó a ser el héroe de la Bahía. Colin Kaepernick, al que le gusta mucho más correr, está encargado de dirigir el ataque de los invictos 49ers en el Súper Tazón. Su potente brazo y largas piernas lo han convertido en un arma multifuncional en la ofensiva Niner.

La experiencia de Randy Moss es vital en el Súper Domingo, el receptor espera conseguir su primer campeonato y tendrá la ayuda de Michel Crabtree, Vernon Davis, Mario Maningham y el tanque terrestre llamado Frank Gore, quien con sus potentes piernas, quiere echarle a perder la celebración de otro reinado de Ray Lewis.

Los 49ers pueden presumir a la mejor tercia de linebackers en la Liga; Navorro Bowman, Patrick Willis y Aldon Smith pueden inclinar la balanza al equipo escarlata para acabar con una sequía de 18 años sin ganar un Vince Lombardi y de paso, empatar la marca de los Pittsburgh Steelers, equipo que tiene seis trofeos en su vitrina.

En Bourbon Street comenzó la batalla, los fans de Cuervos lograron picotear el orgullo Niner la noche previa a la guerra del emparrillado, pero el Mercedes Benz Superdome será el campo donde los 49ers y los Ravens definirán al nuevo monarca de la NFL.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios