Recibe nuestro newsletter
 

Aumenta evidencia en contra de Aaron Hernández

Aaron Hernández ha negado los cargos de asesinato en primer grado. (Foto: Getty)
Aaron Hernández ha negado los cargos de asesinato en primer grado. (Foto: Getty)

MEDIOTIEMPO | Agencias
Ciudad de México, miércoles 10 de Julio del 2013

  • Hernández fue acusado de orquestar el asesinato de Lloyd en una ejecución 
Los documentos legales que han sido hechos públicos en el caso del jugador de futbol americano Aaron Hernández, acusado de asesinato en primer grado, muestran que un hombre lo vincula como el responsable del disparo que acabó con la vida de Odin Lloyd.

Investigadores del estado de Massachusetts recogen en la documentación oficial que el testigo les informó que otro hombre, Ernest Wallace, le habría dicho que Hernández admitió disparar a Lloyd en un parque industrial cerca de la casa del exjugador de los Patriots de Nueva Inglaterra.

Adicionalmente, dichos documentos revelaron que el ala cerrada estaba "discutiendo" y cerró la puerta enfrente de la policía durante su primer encuentro, posterior a la muerte de su amigo, Lloyd.

Hernández fue acusado más tarde de orquestar el asesinato de Lloyd en una ejecución.

De acuerdo con una declaración anexa a las órdenes de aprehensión reveladas el martes, Hernández se acercó a la policía cuando los vio estacionados afuera de su casa en North Attleborough el 17 de junio, el día que el cuerpo de Lloyd fue hallado.

La información policial dice que le preguntaron sobre una camioneta que había rentado. Hernández les dijo que la rentó para Lloyd y que lo vio por última vez el día anterior, apuntaron los documentos.

La declaración indica más adelante que Hernández comenzó a discutir y preguntó, "¿qué hay con tantas preguntas?" y cerró la puerta de su casa detrás de él.

Después volvió con la tarjeta de su abogado y no respondió a la policía cuando le comentaron que investigaban una muerte.

"El señor Hernández cerró la puerta y entró en su casa", señalan los informes oficiales. "El señor Hernández no le preguntó a los agentes de quién se investigaba la muerte. La conducta del señor Hernández no mostró preocupación por la muerte de nadie".

Hernández salió unos 10 minutos después y accedió a ser interrogado en la estación de policía, de acuerdo con los documentos.

La policía tiene un vídeo de seguridad en Fayston Street que muestra a Lloyd abordando un Nissan Altima plateado parecido al que rentó Hernández el 17 de junio.

Cuando los oficiales revisaron el auto que creyeron fue conducido la noche que Lloyd falleció, hallaron un casquillo de bala bajo una silla de bebé. Hernández le dijo a la policía que rentó un auto para su amigo "O".

Hernández está detenido sin derecho a fianza tras declararse inocente del asesinato de Lloyd, cuyo cuerpo tiroteado se encontró en un área industrial.

El cuerpo de Lloyd fue descubierto junto con su cartera, un celular, 64.75 dólares y dos juegos de llaves pertenecientes a una Suburban negra.

La última llamada al teléfono de Lloyd fue de Ernest Wallace, la cual entró a las 2:32 a.m. Poco más de una hora después, Lloyd envió su último mensaje de texto, el cual fue dirigido a su hermana donde le comentó que estaba con "NFL".

Los abogados de Hernández han dicho que la evidencia en su contra es circunstancial y que el ala cerrada está ansioso por limpiar su nombre. Pese a las búsqueda, la policía reconoce que no han encontrado la pistola calibre .45 con la que Lloyd fue asesinado.

Ocho órdenes de cateo, para la casa de Hernández, diversos autos, sus teléfonos y el sistema de seguridad, fueron ventiladas este martes por petición de organizaciones de prensa. Un juez concedió lo solicitud el lunes.

Las órdenes, que acumulan más de 150 páginas, revelan la amplitud del la investigación, con las autoridades revisando todo desde la casa de Hernández hasta las cosas que guardaba en el vestuario de los Patriots, las cuales fueron colocadas en un contenedor.

La policía quería revisar el casillero de Hernández en busca de evidencia de compra de armas o cualquier documento que lo conectara con Lloyd. Parece que no hallaron nada.

De acuerdo con las órdenes, la policía confiscó dos celulares, tres iPads, una cámara de vídeo y disco duro de la casa de Hernández.

Los documentos muestran que dentro de una caja fuerte en la casa de Hernández, la policía halló una báscula y un plato utilizado para pesar drogas. También encontraron una caja de "Game Loads", balas de calibre .22 y 33 para rifle.

Hernández y Lloyd estuvieron en el club nocturno Rumor en Boston, la noche de viernes anterior a su asesinato. Un empleado del bar le dijo a la policía que Hernández portaba un arma visible en su cinturón.

Hernández y Lloyd se embriagaron tanto esa noche que no volvieron a la casa del exjugador y durmieron afuera.

[EFE]

Comentarios