Ravens 22, Steelers 20; Baltimore frenó ímpetu de 'Big Ben'

Los Baltimore Ravens soportaron el asalto final de los Pittsburgh Steelers para derrotarlos 22-20 y anidar en el segundo lugar de la División Norte de la Conferencia Americana con marca de 6-6.
Los Baltimore Ravens soportaron el asalto final de los Pittsburgh Steelers para derrotarlos 22-20 y anidar en el segundo lugar de la División Norte de la Conferencia Americana con marca de 6-6.
 Los Baltimore Ravens soportaron el asalto final de los Pittsburgh Steelers para derrotarlos 22-20 y anidar en el segundo lugar de la División Norte de la Conferencia Americana con marca de 6-6.  (Foto: Getty)
Baltimore, Maryland, Estados Unidos -
  •  Justin Tucker volvió a brillar en Baltimore al anotar cinco de cinco goles de campo

Los Baltimore Ravens soportaron el asalto final de los Pittsburgh Steelers para derrotarlos 22-20 y anidar en el segundo lugar de la División Norte de la Conferencia Americana con marca de 6-6. Ben Roethlisberger estuvo cerca de concretar otra remontada, pero Emmanuel Sanders dejó caer el último pase del partido en las diagonales cuando los Steelers buscaban anotar una conversión de dos puntos. Una jugada antes, "Big Ben" había encontrado a Jerricho Cotchery en un envío de una yarda para touchdown. Con dos puntos de desventaja en el marcador, Roethlisberger optó por una jugada de pase rápido hacia la izquierda, donde Sanders se revolvió ante la marca del esquinero Chykie Brown, pero el ovoide se le escapó de las manos en cuanto su cuerpo impactó en el césped. Antes de que Cotchery anotara el TD que acercó a los Steelers a dos puntos, el corredor Le'Veon Bell y el esquinero Jimmy Smith chocaron casco con casco en la yarda 1 y ambos quedaron tendidos en el emparrillado. El corredor de los Steelers se disponía a ingresar a las diagonales hasta que recibió el golpe que le arrebató el casco de la cabeza y el ovoide de las manos. En un primer instante, los oficiales dieron por bueno el touchdown de Bell, al creer que había roto el plano antes de sufrir el percance, pero tras revisar la jugada los puntos fueron retirados y Pittsburgh necesitó de dos intentos más para entrar a la "tierra prometida". Al final, todos los esfuerzos fueron inútiles.   Joe Flacco brilló en su primera ofensiva del partido, al completar un "bombazo” de 54 yardas a Torrey Smith hasta la yarda 1 de los Steelers. Una jugada más tarde, el QB selló la serie con un envío de siete yardas a las diagonales que encontró de nuevo al receptor oriundo de Virginia. De ahí en adelante, Flacco no fue decisivo en zona roja y la producción ofensiva quedó en la pierna de Justin Tucker. El pateador anotó cinco goles de campo (de 43, 34, 38, 45 y 48 yardas) para mantener a Baltimore al frente a lo largo de todo el partido. Los Steelers tuvieron que esperar hasta la segunda mitad para colocar puntos en el marcador. Roethlisberger completó un pase de anotación de ocho yardas a Emmanuel Sanders en el primer ataque de los visitantes en el tercer cuarto. La anotación de Sanders acercó a Pittsburgh a seis puntos (7-13), pero Tucker volvió a ampliar la ventaja con dos goles de campo seguidos sin respuesta de "Big Ben" y compañía. Cuando la pizarra estaba 19-17 a favor de Baltimore en el último cuarto, el novato  Le'Veon Bell acarreó el ovoide una yarda para touchdown. Sin embargo, Tucker puso de nuevo tierra de por medio con 5:35 por jugar y los Steelers ya no fueron capaces de superar la desventaja en el cierre. Durante el segundo cuarto, Shaun Suisham desperdició una oportunidad de patear un gol de campo que hubiera acortado la desventaja a 3-7. El veterano se adelantó al centro por lo que el ovoide no llegó a tiempo y la jugada terminó en un acarreo fallido. A la postre, esos tres puntos le costaron la derrota a Pittsburgh.

Flacco completó 24 de 35 pases para 251 yardas y una anotación, sin intercepciones. Torrey Smith fue su receptor preferido al sumar seis atrapadas para 93 yardas y un touchdown.

Roethlisberger tuvo 28 envíos completos en 44 intentos y terminó con 257 yardas, dos pases de anotación y cero intercepciones.

Jacoby Jones también destacó en la ofensiva de los Ravens, con una devolución de 73 yardas que no culminó en touchdown sólo porque el entrenador rival, Mike Tomlin, invadió el emparrillado y estorbó la trayectoria del receptor en una muestra de conducta antideportiva que los árbitros no marcaron.

No te pierdas