Texans despidieron al coach Gary Kubiak

Los Houston Texans prefirieron no esperar al final de la temporada para despedir a su entrenador en jefe, Gary Kubiak.
Los Houston Texans prefirieron no esperar al final de la temporada para despedir a su entrenador en jefe, Gary Kubiak.
 Los Houston Texans prefirieron no esperar al final de la temporada para despedir a su entrenador en jefe, Gary Kubiak.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • Deja al equipo hundido en el fondo de la AFC Sur y como el peor en la NFL 
  • El coordinador defensivo, Wade Phillips, se hará cargo del equipo como coach interino

Los Houston Texans prefirieron no esperar al final de la temporada para despedir a su entrenador en jefe, Gary Kubiak. El cuadro texano es el peor equipo en la actual campaña de la NFL con marca de 2-11 y suma 11 caídas al hilo. El jueves por la noche, Kubiak colmó la paciencia de la Directiva tras caer 27-20 ante los Jacksonville Jaguars, que los derrotaron en los dos juegos divisionales que disputaron en las últimas tres semanas.

"Ha sido un año decepcionante. Empezamos con expectativas muy altas. Esta racha de derrotas es inaceptable", dijo el dueño del equipo Bob McNair en declaraciones retomadas por la agencia AP. "Normalmente esperaríamos al final de la campaña para evaluar al personal, pero bajo las circunstancias extremas decidimos iniciar el proceso ahora". McNair confirmó que Wade Philips permanecerá como coach interino hasta el final de la temporada. El coordinador defensivo ya actuó en ese puesto este año cuando Kubiak se ausentó por los problemas cardiacos que sufrió en el medio tiempo del encuentro ante los Indianápolis Colts en la semana 9.

"Lo que ha pasado en esta organización es inaceptable. Nos quedan tres semanas de evaluación y debemos enderezar el barco", comentó el Gerente General, Rick Smith.

"Fue difícil para mí, porque le tengo en muy alta estima, pero aquí buscamos una cultura ganadora y este año no ha contribuido a ese objetivo"

Kubiak, el primer entrenador despedido en la temporada, llegó a los Texans en 2006 y se marcha con récord de 61-64. Sus mejores años los vivió en las dos campañas previas al ganar el título de la NFC Sur de forma consecutiva. Incluso, en 2011 fue premiado como el Entrenador del Año. "Despedir a Gary fue difícil para mí, porque le tengo en muy alta estima, pero aquí buscamos una cultura ganadora y este año no ha contribuido a ese objetivo", agregó McNair.

Kubiak fracasó pese a tener un equipo talentoso. Para empezar los Texans cuentan con una defensa liderada por el ala defensiva J.J. Watt que es la tercera mejor en yardas totales permitidas en la NFL. Sin embargo, su ofensiva no ha caminado a falta de un líder; Matt Schaub demostró una vez más que no es el quarterback de élite que necesita un equipo que era calificado como candidato al título de la Conferencia Americana. Una lesión de tobillo en la semana 6 ante los Rams orilló al veterano. El quarterback de segundo año Case Keenum, que es prácticamente novato porque fue reserva en 2012, tomó su lugar. El QB egresado de la Universidad de Houston ha completado el 54.3 por ciento de sus pases desde que tomó los controles para sumar mil 592 yardas, nueves touchdowns y cuatro intercepciones. Pese a demostrar buenas cualidades, no ha sido capaz de llevar a los Texans al triunfo, aunque McNair confirmó que él seguirá como titular. "Case sigue en juicio. Ha demostrado chispazos de genialidad y a la vez también ha cometido errores de novato. Si mejora y elimina sus fallas, veremos si es capaz de ser un QB titular en la NFL". El propietario de los Texans aseguró que su equipo estará de vuelta en la pelea por los Playoffs en la temporada 2014.

No te pierdas