Peyton Manning, Super Bowl en casa de su hermano

Peyton Manning puede alcanzar a su hermano Eli y demostrarle en su casa, el MetLife Stadium, que puede colocar en su vitrina otro trofeo Vince Lombardi.
Peyton Manning puede alcanzar a su hermano Eli  y demostrarle en su casa, el MetLife Stadium, que puede colocar en su vitrina otro trofeo Vince Lombardi.
 Peyton Manning puede alcanzar a su hermano Eli y demostrarle en su casa, el MetLife Stadium, que puede colocar en su vitrina otro trofeo Vince Lombardi.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • En 2012, Eli ganó su segundo Super Bowl en la casa de los Indianápolis Colts

La familia Manning ha colocado a tres de sus miembros en plano estelar en la NFL; Archie, el padre, estuvo hace más de 40 años al frente de un equipo, ahora, sus hijos, Eli y Peyton emulan la condición de QB que tuvo su progenitor. Eli y Peyton , son dos de los QB’s  más conocidos en la NFL; el primero posee marcas históricas difíciles de superar a corto plazo, y el segundo tiene algo que el primero envidia: Dos anillos de Super Bowl. Ahora Peyton puede alcanzar a su hermano y demostrarle en su casa, el MetLife Stadium, que puede colocar en su vitrina otro trofeo Vince Lombardi. La rivalidad entre los hermanos Manning sólo es en el emparrillado; ambos se llaman por teléfono por lo menos una vez a la semana para hablar de negocios, trabajan juntos durante la Pretemporada e incluso han hecho comerciales para TV en diversas ocasiones. Incluso se dan consejos cuando alguno ha quedado fuera de la contienda por llegar al Super Bowl; también Archie da su apoyo, sólo que el padre nunca probó las mieles de un campeonato en su carrera. Hace una semana, cuando Peyton iba a enfrentar a su némesis Tom Brady, Eli dijo que su hermano no necesitaba ganar su segundo Super Bowl para asegurar su legado en la NFL. “Creo que Peyton ya ha creado su propio legado. Él ha jugado a un gran nivel por un largo periodo de tiempo y se ha sobrepuesto a lesiones, obviamente ha implementado una gran cantidad de récords”, dijo Eli. “Peyton ha jugado varias Postemporadas; estará en su tercer Super Bowl. No creo que eso es algo que le preocupe (ganar otro anillo)”, agregó. Sin embargo, Peyton no debe creer lo mismo, un segundo anillo lo pondría otro escalón arriba entre los inmortales de Canton Ohio, además, su hermano no luciría su mano diferente a la de él en la mesa; lo buscará el 2 de febrero ante los Seattle Seahawks. Los logros de Peyton son innumerables: ha sido cuatro veces MVP de la NFL, fue seleccionado al Pro Bowl en 13 ocasiones y tiene más de 20 marcas como QB. Los hermanos Manning no se han visto desde el triunfo de Denver sobre New England en el partido por el título de la AFC. Eli y Peyton esperan encontrarse la próxima semana en New York; seguramente, aunque no sea parte del Juego Grande, el menor de los Manning será cuestionado innumerables veces por la prensa para dar su punto de vista y deje entrever cuánto le ‘afecta’ que su hermano gane en su casa. ¨ Por su parte, Peyton ‘escuchará’ atento los secretos que le otorgue su hermano para jugar en el MetLife Stadium, además de las ‘claves’ para enfrentar a Seattle, algo que hizo Eli el 15 de diciembre sin mucho éxito ya que los NY Giants fueron borrados del emparrillado 23-0 ante los Seahawks. En 2012, Eli ganó su segundo Super Bowl en la casa de los Indianápolis Colts, equipo que lideraba Peyton ese año, ahora, el mayor de los Manning tiene la oportunidad de cobrar ‘revancha’ y devolverle el favor a su hermano el próximo 2 de febrero.

No te pierdas