Manning, opción antaña de Seahawks para llegar al Super Bowl

Era marzo de 2012, el dueño de los Colts, Jim Irsay, despedía a Peyton Manning y le deseaba buena suerte en cualquier empresa que iniciará en un futuro inmediato. Entre los equipos interesadors en...
Manning, opción antaña de Seahawks para llegar al Super Bowl
New York, Estados Unidos -
  • Pete Carroll recibió a Manning en Seattle antes de que decidiera firmar con los Broncos

Era marzo de 2012, el dueño de los Colts, Jim Irsay, despedía a Peyton Manning y le deseaba buena suerte en cualquier empresa que iniciará en un futuro inmediato. Manning no sabía cuál era su rumbo, tenía ofertas de al menos cinco equipos; entre ellos, Pete Carroll y los Seattle Seahawks llamaron alguna vez la atención del que será ahora su rival en el Super Bowl XLVIII. La era del quarterback Tavaris Jackson como titular había llegado a su fin; los Seahawks firmaron a un pasador llamado Matt Flynn (que les costaría unos 14 millones de dólares) y despuésde la llegada de Manning a los Broncos, en abril, eligieron en el pick 75 a un desconocido pasador de nombre Russell Wilson proveniente de la Universidad de Wisconsin. Carroll convenció a Manning de visitar las instalaciones de los Seahawks, las negociaciones requerían llenar ciertos requisitos para que el legendario QB se sintiera "cómodo" en lo que sería su posible nuevo hogar en aquél entonces. “Bueno, fue todo un caos. Nos aventuramos en cada oportunidad y vi lo que estaba disponible para traer gente de otro lado. Y ahí estaba la oportunidad de Peyton Manning en la Agencia Libre. Comenzamos el proceso e hicimos un esfuerzo de realizar una conexión con nosotros”, explicó Carroll en conferencia de prensa en el Cornucopia Majesty, bote ubicado al lado del hotel de prensa de los Seahawks. “Las palabras fluyeron y él (Manning) me llamó primero, sabía que nos interesábamos en él. Brinqué de mi cama y dije ‘Ok, cómo estás Peyton’”, agregó. “Hablamos de qué significaba para él llegar con nosotros. Él respondió que no sabía qué haría con su carrera, no sabía qué equipos visitaría, pero quería saber dónde estaba parado y de nuestro interés por sus servicios”, contó el coach. El QB egresado de Tennessee visitó en abril Seattle; la negociación se dio por varias horas pero no persuadió del todo a Manning y decidió estudiar otras ofertas. Tras el viaje, Manning decidió volar a Denver, donde un directivo conocedor del futbol americano llamado John Elway lo convenció que su equipo era la mejor opción para firmar, además de un jugoso contrato y varias "prestaciones" extra que la ciudad le daría. “Agendamos las citas y trabajamos con su agente. Intentamos llevar las negociaciones más lejos pero no se pudo. Fue divertido por un momento debido a la magnitud de lo que representa Manning”, explicó Carroll.

Cuando Manning ya era parte de los Broncos, el equipo de Colorado invitó a algunos novatos a conocer las instalaciones antes del Draft del 2012; uno de ellos era Russell Wilson.

Manning vio a un tímido chico de cabello crespo sentado y nervioso en una banca. Wilson no creía que veía a a su héroe, se acercó y estrechó la mano del futuro Salón de la Fama, quien le deseó suerte en su aventura como profesional.

Durante la pretemporada, Carroll vio que Wilson poseía habilidades diferentes a las de Flynn; a pesar de no ser tan alto, era atlético, no cometía errores y lograba completar pases en situaciones críticas. Wilson se quedó con el puesto que pudo pertenecer un día  a Manning; dos años después, ambos se enfrentarán en la edición XLVIII del Super Bowl. Manning posee la experiencia, un anillo de campeón e innumerables marcas que parecen inquebrantables, al menos a corto plazo. Wilson sólo quiere emular a su héroe, aquél que vio coronarse en el Super Bowl XLI, la diferencia, ahora, es que puede también tener un anillo si le gana a Manning en el MetLife Stadium el 2 de febrero.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×