Michael Vick defendió al comisionado Goodell

El quarterback de los New York Jets, Michael Vick, dijo que Roger Goodell debe seguir en el puesto de comisionado de la NFL, pese a su mal manejo del caso de violencia doméstica protagonizado por...
El quarterback de los New York Jets, Michael Vick, dijo que Roger Goodell debe seguir en el puesto de comisionado de la NFL, pese a su mal manejo del caso de violencia doméstica protagonizado por Ray Rice.
 El quarterback de los New York Jets, Michael Vick, dijo que Roger Goodell debe seguir en el puesto de comisionado de la NFL, pese a su mal manejo del caso de violencia doméstica protagonizado por Ray Rice.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • Vick reconoció el error de Goodell en el caso Rice, pero pidió que le den otra oportunidad

El quarterback de los New York Jets, Michael Vick, dijo que Roger Goodell debe seguir en el puesto de comisionado de la NFL, pese a su mal manejo del caso de violencia doméstica protagonizado por Ray Rice. "Deben darle la oportunidad, todos deben tener una posibilidad de arreglar las cosas. (Él) está haciendo un gran trabajo", dijo Vick, que en 2007 fue suspendido de manera indefinida por Goodell tras declararse culpable de organizar peleas ilegales de perros. Para Vick, la liga nunca había vivido incidentes como el de Ray Rice, quien golpeó y noqueó a su esposa en un casino de Atlantic City en febrero pasado. Goodell fue criticado por no haber juzgado la falta de Rice de forma correcta desde el inicio. Primero sancionó al ex corredor (RB) de los Baltimore Ravens con dos partidos de suspensión, pero cambió de parecer y lo castigó por tiempo indefinido cuando un video de la golpiza salió a la luz a principios de septiembre. "No puedes acertar todo el tiempo o la primera vez, nadie es perfecto. Nadie tomaría las decisiones correctas estando en esa situación contra muchas formas de adversidad. "Es nuevo para todos, es por eso que estamos hablando de eso ahorita, es algo que debe tratarse", agregó. Tras el percance de Rice, la  NFL volvió a ocupar las primeras planas después de que el RB de los Minnesota Vikings, Adrian Peterson, fuera culpado de golpear a su hijo con una vara de árbol. Al caso de Peterson siguió el de otro RB, esta vez Jonathan Dwyer de los Arizona Cardinals, que el pasado miércoles fue detenido por la policía de Phoenix por cargos de agresión agravada a una mujer y un niño. Tanto los Cardinals como los Vikings desactivaron a sus jugadores a la espera de que se resuelva la situación legal de ambos. Mientras que el ala defensiva de Carolina Panthers, Greg Hardy, se dio de baja del equipo esta semana mientras afronta un juicio por haber ahorcado y agredido a su novia en mayo.

Vick aseguró que  las medidas tomadas por Minnesota y Arizona demuestran que la liga ya aprendió en poco tiempo a tratar los conflictos de violencia doméstica, gracias a la experiencia adquirida del caso Rice. "Los otros equipos que están lidiando con eso, ahora están tomando las decisiones correctas, con base en lo sucedido en las semanas anteriores".

No te pierdas