Falcons 37, Packers 43; pasó un susto Green Bay

Aunque Halcones de Atlanta (5-8) le salió "respondón", Empacadores de Green Bay (10-3) hizo valer su condición de local y su mejor marca para sacar una sufrida victoria de 43-37, en el duelo que...
Aunque Halcones de Atlanta (5-8) le salió "respondón", Empacadores de Green Bay (10-3) hizo valer su condición de local y su mejor marca para sacar una sufrida victoria de 43-37, en el duelo que cerró la semana 14 de acción en la temporada 2014.
 Aunque Halcones de Atlanta (5-8) le salió "respondón", Empacadores de Green Bay (10-3) hizo valer su condición de local y su mejor marca para sacar una sufrida victoria de 43-37, en el duelo que cerró la semana 14 de acción en la temporada 2014.  (Foto: Reuters)
(Notimex) -
  • Bajo una leve nevada, el ataque terrestre de Green Bay arrastró sin problemas a la defensiva de Atlanta

Aunque Halcones de Atlanta (5-8) le salió "respondón", Empacadores de Green Bay (10-3) hizo valer su condición de local y su mejor marca para sacar una sufrida victoria de 43-37, en el duelo que cerró la semana 14 de acción en la temporada 2014 de la NFL.

En un encuentro en que las ofensivas pasaron prácticamente desapercibidas, el pasador local, Aaron Rodgers, se despachó con cuatro pases de anotación, de una yarda con Eddie Lacye, de 10 y 60 con Jordi Nelson y de cinco con Eric Weems.

Bajo una leve nevada, el ataque terrestre de Green Bay arrastró sin problemas a la defensiva de Atlanta, en una ofensiva que terminó con un touchdown de tres yardas de James Starks, quien no tuvo problemas para quitarse de encima dos tibios intentos de tackleada y entrar a las diagonales.

Pero Atlanta no quiso quedarse atrás y con un plan de juego bien diseñado, con buen balance entre pases y carreras, llevó al corredor Steve Jackson hasta la yarda cuatro, desde donde el corredor se abrió paso por el centro de la línea para nivelar los cartones en 7-7.

Green Bay mejoró en sus dos unidades para el segundo cuarto, en el que su ofensiva sacó 24 puntos, los siete primeros con un touchdown de una yarda de Eddie Lacy, en una serie que la defensiva de Halcones podría haber controlado, de no ser porque un castigo de rudeza innecesaria dejó al local en la puerta de la zona de touchdown.

Y mientras los "emplumados" seguían cometiendo castigos que les costaban caro, como una interferencia a la ofensiva, los "cabezas de queso" entraban en ritmo y consiguieron tres puntos más gracias a un gol de campo de 38 yd de Mason Crosby, para el 17-7.

Casi enseguida, la defensiva local hizo la jugada grande, cuando Morgan Burnett interceptó un pase a Matt Ryan y lo regresó 47 yd hasta la 15 de territorio "volátil", para que, cuatro jugadas después, el quarterback Aaron Rodgers por fin se hiciera presente, con un pasesito pitchado para Lacy, de una yarda para touchdown.

Con la nevada fuera de la ecuación, el ataque aéreo volvió a ser factor y esto, aunado a una excelente protección de su línea ofensiva, ayudó a Rodgers a llegar otra vez a la "zona prometida", con un pse de 10 yardas para Jordi Nelson.

Todavía Atlanta tuvo una última oportunidad en el segundo cuarto, pero un intento de gol de campo de Matt Bryant, de 53 yardas, fue bloqueado para que los cartones quedaran 31-7 al medio tiempo.

Cuando todo pintaba para una paliza, Atlanta comenzó a reaccionar en el tercer cuarto, empezando por una espectacular combinación entre Ryan y el receptor Julio Jones, con pase de 79 yd, el cual dejó la mesa puesta para que el propio Ryan concretara en las diagonales con Eric Weems, de cinco yardas.

Enseguida, Bryant y Crosby intercambiaron goles de campo, el primero de 50 yd para Halcones y el segundo de 33 para Empacadores, con los que dejaron los cartones 34-17, aún a favor del local, de cara a los 15 minutos finales.

Motivados por el 10-3 del tercer cuarto, los pupilos del head coach Mike Smith se fueron por todo y abrieron el último episodio con la segunda combinación anotadora entre Ryan y Jones, de 22 yd, que los hacía concebir esperanzas de remontar el marcador.

No obstante, la dupla de Rodgers y Nelson todavía tenía mucho que decir al respecto y echaron un balde de agua fría a los visitantes, con espectacular engarce anotador de 60 yardas y aunque Atlanta bloqueó el punto extra de Crosby, Green Bay encabezaba por 40-24.

Halcones se negaba a quedarse abajo y aun cuando todo parecía estar resuelto, Ryan puso seis más en el tanteador, ahora con pase de una yarda para Roddy White y aunque fallaron la conversión de dos puntos, todavía tenían casi siete minutos antes del silbatazo final.

Los últimos minutos fueron no aptos para cardiacos, primero, Atlanta falló una patada corta y eso dejó a Green Bay en posición para que Crosby marcara un nuevo gol de campo, de 53 yd, que puso los cartones 43-30, para los de casa.

Un aguerrido Halcones de Atlanta no quiso quedarse con nada y ante una impotente defensiva local, Matt Ryan se la jugó en cuarta y gol, a dos yardas de la anotación, y concretó un envío de touchdown con Harry Douglas que los dejaba 37-43 y todo quedaba en manos de su defensiva, todavía con 2:11 minutos en el reloj.

El problema para los visitantes era que su defensa no había podido parar a Rodgers y compañía en toda la noche y no fue diferente en la última serie del partido, que terminó con el pasador local hincando la rodilla en el suelo en cuatro ocasiones, cuando se encontraba en la yarda seis del rival, para asegurar el 43-37 de la victoria.

Por la visita, Ryan dio un juegazo al completar 24 pases en 39 intentos, con ganancia de 375 yardas, cuatro de anotación y uno interceptado. Rodgers, por su parte, no estuvo muy lejos al poner 24 de 36 envíos en buenas manos, tres de ellos en las diagonales y yardaje de 327.

No te pierdas