Brad Johnson admitió trampa en Super Bowl XXXVII

Continúa el auge de los destapes de trampas en el "Gran Juego", ahora, el QB Brad Johnson, reveló que pagó una fuerte suma de dólares para "raspar" los balones que se utilizarían en el Super Bowl...
Continúa el auge de los destapes de trampas en el "Gran Juego", ahora, el QB Brad Johnson, reveló que pagó una fuerte suma de dólares para "raspar" los balones que se utilizarían en el Super Bowl XXXVII.
 Continúa el auge de los destapes de trampas en el "Gran Juego", ahora, el QB Brad Johnson, reveló que pagó una fuerte suma de dólares para "raspar" los balones que se utilizarían en el Super Bowl XXXVII.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • Los Buccanneers vencieron 48 -21 a los Raiders en el SB XXXVII

Continúa el auge de los destapes de trampas en el "Gran Juego", ahora, el QB Brad Johnson, reveló que pagó una fuerte suma de dólares para "raspar" los balones que se utilizarían en el Super Bowl XXXVII y que ganaron los Tampa Bay Buccanneers 48 -21 a los Oakland Raiders.

Cuatro días antes de disputar el Súper Bowl, Johnson pagó unos siete mil 500 dólares a algunas personas que no identificó, para que se encargaran de poner los balones "a modo" para tener una mejor adherencia a su mano.

Para el Super Bowl XXXVIII se utilizaron alrededor de 100 balones y todos fueron “modificados” según las instrucciones que dio el pasador de los “Bucs” en aquel entonces.

"Le pagué a algunos muchachos para que me arreglaran los balones. Los 100 balones que había y ellos se hicieron cargo de eso", comentó Johnson al Tampa Bay Times.

Caber recordar que el QB Rich Gannon de los Raiders tuvo cinco intercepciones en el partido, algo que nunca le sucedió en temporada regular. Sin embargo, tanto el QB de los "Malosos" como el de los "Bucs" utilizaron los mismos ovoides en aquel juego.

Es la primera vez que un QB admite haber "alterado" o "modificado" parte del juego; el escándalo viene después que la NFL abriera una investigación sobre los Patriots por usar balones desinflados en el partido ante los Colts, en la FInal de la Americana.

La NFL encontró que 11 de los 12 balones utilizados en el partido entre “Pats” y Colts estaban ligeramente desinflados, entre una y dos libras, lo cual habría ayudado a que se sujetaran mejor.

Los ovoides fueron inspeccionados y aprobados por el réferi Walt Anderson dos horas con 15 minutos antes de la patada inicial.

No te pierdas