Belichick se deslindó de balones desinflados

El head coach de los New England Patriots, Bill Belichick, se deslindó de la problemática que envuelve a su escuadra por utilizar balones desinflados durante la Final de la Conferencia Americana...
El head coach de los New England Patriots, Bill Belichick, se deslindó de la problemática que envuelve a su escuadra por utilizar balones desinflados durante la Final de la Conferencia Americana de la NFL contra los Indianápolis Colts.
 El head coach de los New England Patriots, Bill Belichick, se deslindó de la problemática que envuelve a su escuadra por utilizar balones desinflados durante la Final de la Conferencia Americana de la NFL contra los Indianápolis Colts.  (Foto: )
Foxborough, Massachusetts, Estados Unidos (Notimex) -
  • Para el coach, la situación tiene que ver más con el QB Tom Brady

El head coach de los New England Patriots, Bill Belichick, se deslindó de la problemática que envuelve a su escuadra por utilizar balones desinflados durante la Final de la Conferencia Americana de la NFL contra los Indianápolis Colts.

Señaló que dicha situación tiene que ver más con el quaterback Tom Brady, “las preferencias personales de Tom (Brady) en sus balones es algo de lo que él puede hablar con mayor detalle", indicó ante los medios de comunicación.

Destacó que no tiene explicación por lo sucedido y apenas el lunes que salió a la luz la noticia, se mostró sorprendido y aclaró que durante su trayectoria como head cpach, jamás ha hablado con algún jugador respecto a la presión de aire de los ovoides.

"En toda mi carrera como entrenador, nunca he hablado con ningún jugador, miembro del personal sobre cuidados del balón y presión", detalló el entrenador, quien explicó que sus tácticas del partido ante Colts nada tuvieron que ver con el estado de los balones.

Belichick, aunque desconoce del tema, se dijo abierto para que los Patriots no vuelvan a atravesar una situación familiar por lo que “se adoptarán medidas”, aunque todo ese tipo de investigaciones y preguntas deberán ser dirigidas a la NFL.

El pasado domingo New England aplastó 45-7 a Indianápolis en la final de la Conferencia Americana, por lo que el próximo 1 de febrero disputará el Super Bowl XLIX contra Seattle Seahawks, en el University of Phoenix Stadium en Glendale, Arizona.

La NFL deberá estudiar el caso para confirmar alguna sanción o multa sobre los Patriots.

No te pierdas