Brady y Wilson, carreras meteóricas y similares

Hoy por hoy los nombres de Tom Brady y Russell Wilson son los más sonados en el medio del futbol americano.
 Hoy por hoy los nombres de Tom Brady y Russell Wilson son los más sonados en el medio del futbol americano.
Ciudad de México -
  • Ambos fueron pasados por alto en las primeras rondas del Draft colegial
  • Los dos consiguieron ganar un Super Bowl en los inicios de su carrera

Hoy por hoy los nombres de Tom Brady y Russell Wilson son los más sonados en el medio del futbol americano, previo a la celebración del Super Bowl XLIX en Glendale, Arizona, sin embargo, no siempre fue así. A los dos, la vida les dio la oportunidad en un momento inesperado y ellos sin dudarlo la tomaron.

Wilson comparte muchos números con Brady y podría asegurarse que sus carreras han sido similares.

En sus primeras tres temporadas como titular cuenta con un récord de 42 victorias por 13 derrotas, mientras que Brady logró un récord de 40-12 en tiempo similar.

Wilson jugará su segundo Super Bowl, lo cual también hizo Brady en los albores de su carrera, y el diferencial entre Touchdowns e intercepciones es de 82-31, mientras que el de Brady en su tercera temporada como titular fue de 75-41.

Finalmente, en otro comparativo, Wilson acumula hasta el momento un total de 11,523 yardas aéreas, todavía por debajo, pero cerca de las 11,591 que sumó el quarterback de los Patriots en sus primeras tres temporadas como QB inicial de New England.

Hace tres años el nombre de Russell Wilson era conocido únicamente por ser el del Quarterback que suplió a Matt Flyn con los Seattle Seahawks. Si bien sus números en el futbol americano colegial no eran malos, haber sido seleccionado en la tercera ronda del draft no lo colocaba como una estrella o algo cercano.

Pero su inteligencia dentro de la bolsa, su habilidad de eludir tacleadas y su preciso brazo poco a poco fueron llamando la atención y rápidamente se colocó como el líder de la ofensiva de su equipo y en uno de los más destacados de su generación, de la que forman parte elementos como Andrew Luck de los Colts y Colin Kaepernick de los 49ers, entre otros.

Su examen de graduación lo tuvo apenas a finales de 2013. Apoyado por una gran defensiva y un corredor como Marshawn Lynch, entre otros de sus compañeros, llevó a los Seahawks al Super Bowl XLVIII, después de derrotar en un dramático partido a los San Francisco 49ers. Vendría después el dominio sobre los Denver Broncos y su primer anillo de Super Bowl.

Wilson definitivamente está destinado a ser un quarterback de elite, y si gana el Super Bowl y la agencia libre no golpea tanto a su equipo, podría hablarse en el futuro de que es el líder de una nueva dinastía, pero eso no se sabrá sino hasta el domingo por la noche.

La historia de Brady es un poco más conocida, sobre todo por sus logros, pero no hay que olvidar que, al igual que Wilson, fue pasado por alto en muchos otros equipos y fue seleccionado hasta la sexta ronda del draft. Los reflectores no estaban sobre él.

Ninguno de los dos ganó un Trofeo Heisman, ninguno de los dos fue un prospecto fuerte, pero ambos respondieron en el momento preciso y se volvieron referentes de sus equipos gracias a su desempeño, lo que al final del día es lo que cuenta en una liga tan competitiva como la NFL.

Ambos están frente a la historia, Wilson va por su segundo título y Brady por la hazaña de Bradshaw y Montana, con cuatro campeonatos cada uno.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×