Bill Belichick dedicó triunfo a su padre

Justo antes de ganar su cuarto título de Super Bowl, Bill Belichick reconoció que su padre siempre fue su mayor influencia.
Bill Belichick dedicó triunfo a su padre
Glendale, Arizona -
  • Edelman casi rompió en lágrimas al hablar sobre su padre tras la victoria

Justo antes de ganar su cuarto título de Super Bowl, Bill Belichick reconoció que su padre siempre fue su mayor influencia. Hace 10 años pudo celebrar su tercer anillo con él, pero esta vez Steve Belichick sólo estuvo presente en el corazón de su hijo.

El coach de los New England Patriots perdió a su padre en 2005, en noviembre de 2005, unos meses después de su victoria en el Super Bowl XXXIX sobre los Philadelphia Eagles. Hoy, tras derrotar a los Seattle Seahawks, recordó com cariño a su mentor.

“La última cosa que diré antes de abrirlo es que la última vez que gané y recibí un baño de Gatorade, mi papá estuvo conmigo. Esta noche estaba pensando en él y estoy seguro de que él me estaba viendo. Espero que mi mamá me esté viendo también, así que ‘hola mamá’”.

Belichick reconoció el carácter incansable de sus rivales y destacó el trabajo realizado por el coach Pete Carroll. Para el entrenador de los “Pats”, más éxitos están por llegar a Seattle.

“Ellos son un gran equipo, me quito el sombrero por Seattle, el partido no pudo estar más cerrado de lo que fue. Ellos son un gran equipo que está a una yarda o menos , o unos cuantos segundos, como lo quieran ver, de ganar un segundo título”.

Por su parte, Julian Edelman, el hombre que atrapó el pase de la victoria este domingo en Glendale, también dio un lugar especial a su padre en la conquista de su primer título como jugador en la NFL.

“Mi papá me ha apoyado desde el primer día. Me impulsó hasta lugares a los que nunca pensé llegar.

“Mi papá era sólo un hombre pobre que vivía en camiones y que siempre trabajó hasta el cansancio, no tuvo papá. Él empezó a trabajar a los 14 años, nunca pudo hacer deportes, dedicó su vida a sus hijos para que pudiéramos cumplir nuestros sueños. Amo a mi papá”, dijo el receptor.

Al igual que Brady, Edelman creció como fan de Joe Montana, pero ahora su compañero ocupa un lugar más arriba en su lista de los mejores de la historia, ya que el ex de los San Francisco 49ers nunca tuvo que lidiar con el tope salarial.

“Tom me dijo ‘bien hecho bebé’, el me llama bebé a veces, es incómodo”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×