Seahawks 10-9 Vikings; ¿Suerte de campeón?

Blair Walsh falló un gol de campo de 27 yardas en la última jugada del partido y los Seattle Seahawks se fueron de Minnesota con un triunfo por 10-9 sobre los Vikings.
 Blair Walsh falló un gol de campo de 27 yardas en la última jugada del partido y los Seattle Seahawks se fueron de Minnesota con un triunfo por 10-9 sobre los Vikings.
Minnesota, Estados Unidos -
  • Seattle remontó una desventaja de nueve puntos
  • Adrian Peterson acumuló 45 yardas y un fumble

Blair Walsh falló un gol de campo de 27 yardas en la última jugada del partido y los Seattle Seahawks se fueron de Minnesota con un triunfo por 10-9 sobre los Vikings.

En el tercer partido más frío en la historia de la NFL (-21 grados centígrados), las defensas y los equipos especiales se convirtieron en las fortalezas de unas escuadras que jamás pudieron mover las cadenas.

El pateador Blair Walsh, quien pintaba para convertirse en el héroe del encuentro, adelantó a los locales con tres goles de campo, todos de gran dificultad debido a las condiciones climáticas.

Cuando todo parecía que los Vikings se iban a escapar con una abultada victoria, la suerte de campeón empezó a hacerse presente.

En tercera oportunidad, con los Seahawks en medio campo, Russell Wilson no pudo controlar el centro, pero él mismo recuperó el ovoide y lanzó un pase de 35 yardas al novato Tyler Lockett.

Esa jugada le permitió a Seattle acortar las distancias gracias a una recepción de cuatro yardas del WR Doug Baldwin en la Zona de Anotación.

Los Seahawks le darían la vuelta al marcador con un gol de campo de 46 yardas de Steven Hauschka, pero las emociones aún no terminaban.

Adrian Peterson, quien solamente corrió para 45 yardas en 23 acarreos, soltó el ovoide cuando los Vikings empezaban a ligar jugadas grandes, acción que le costó ir a la banca.

Minnesota logró parar en tres jugadas a los Seahawks y con menos de dos minutos por jugar y tres tiempos fuera, todavía tenían la oportunidad de ir por un gol de campo.

Y es justamente lo que hicieron. Dos castigos en contra de Seattle, más una recepción de 15 yardas del TE Kyle Rudolph, movieron el ovoide hacia la Zona Roja.

De esta manera, Walsh, quien ya había convertido tres goles de campo, estaba a 27 yardas de convertirse en el héroe del encuentro.

Los aficionados ya celebraban el triunfo, pero a sorpresa de todos los presentes y los televidentes, el dorsal número 3 lo falló, silenciando un estadio que en todo momento apoyó.

Seattle buscará avanzar a su tercer Super Bowl consecutivo, pero antes tendrán que medirse a los Carolina Panthers, el equipo con mejor récord en toda la NFL.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×