Favre y Green Bay sufrieron pero ganaron 9-7 a Minnesota

Las esperanzas de estar en postemporada aún se mantienen vivas para los Empacadores de Green Bay, al derrotar esta noche 9-7 a los Vikingos de Minnesota en lo que pudo ser el último juego del...
 Las esperanzas de estar en postemporada aún se mantienen vivas para los Empacadores de Green Bay, al derrotar esta noche 9-7 a los Vikingos de Minnesota en lo que pudo ser el último juego del quarterback de los Empacadores, Brett Favre, en el Lambeau Fiel

MEDIOTIEMPO | Agencias22 de Diciembre de 2006

  • Mantienen "Cabezas de Queso" esperanzas de playoffs

Las esperanzas de estar en postemporada aún se mantienen vivas para los Empacadores de Green Bay, al derrotar esta noche 9-7 a los Vikingos de Minnesota en lo que pudo ser el último juego del quarterback de los Empacadores, Brett Favre, en el Lambeau Field.

Favre sufrió para poder llevar a su equipo al triunfo, ya que la ofensiva perdió en tres ocasiones el balón en jugadas que por poco le cuestan caro al conjunto de la Bahía.

Los locales tomaron la delantera con un gol de campo de 38 yardas de Dave Rayner en el primer cuarto del encuentro, ante un Lambeau Field que lució totalmente pintado de amarillo para apollar a los "cabeza de queso" en una noche fría y lluviosa.

La ofensiva de Green Bay demostró que podía mover el ovoide y estuvieron cerca de ampliar la ventaja, pero los equipos especiales de Minnesota hicieron un gran trabajo al bloquear un intento de gol de campo de Rayner de 38 yardas.

Favre metió a su equipo hasta la zona roja de Minnesota, pero nuevamente la suerte jugó en contra de los Empacadores, pues el intento de 34 yardas de gol de campo por parte de Rayner pegó en el poste izquierdo y no pudo ser bueno.

El gélido clima de la "tundra" congeló por completo a los Vikingos, y en especial a su joven mariscal de campo, Tarvaris Jackson, quien tuvo su primer apertura como quarterback de Minnesota, en un hostil escenario como lo es el Lambeau Field.

Instantes antes de que finalizara la primer mitad, los Empacadores sumaron tres más puntos en el marcador, gracias a intento de 44 yardas de Rayner, cuando el reloj ya se encontraba en cero.

En el inicio del tercer cuarto, el pasador de los Vikingos relució su novatez al lanzar un mal pase que fue interceptado por el experimentado esquinero Charles Woodson, quien le dejó el ovoide a Favre en medio campo, para iniciar una ofensiva que prometía darle puntos al conjunto de la Bahía.

La defensa de Minnesota se compoprtó a la altura y detuvo a los Empacadores que dejaron escapar la oportunidad de aumentar la pizarra a su favor.

Minnesota aprovechó los errores del rival y el esquinero Fred Smoot regresó una intercpeción 47 yardas a Brett Favre para darle la vuelta al marcador, 7-6 en favor de la "pandilla púrpura".

En el último cuarto los Empacadores tocaron la puerta, pero una vez más, cuando parecía que anotarían más puntos a su favor, el ala cerrada Bubba Franks soltó el ovoide en la yarda uno de los Vikingos, y el esquinero Antoine Winfield le regresóúa los Vikingos la posesión del balón, quien salvó a Minnesota de un inminente touchdown.

La defensiva de Green Bay hizo su trabajo y le devolvió rápidamente el ovoide al "General" Favre, quien con cuatro minutos por jugarse en el partido se preparó para hacer uno de sus grandes regresos.

Pero los Empacadores parecían hacer todo lo posible por perder el encuentro, ya que errores infantiles provocaron que se alejaran de posición de anotar, cuando ya tenían un primero y gol en la yarda seis de sus rivales.

Finalmente después de tanto batallar, el pateador Dave Rayner se vistió de héroe al conectar gol de campo de 44 yardas, ante la algarabía de los fieles aficionados de Green Bay, quienes vieron como el ovoide se fue entre los postes faltando un minuto y medio por jugarse y la pizarra les favorecía 9-7.

Favre no tuvo una noche espectacular, pero le valió para conseguir la victoria ante sus odiados rivales, y con ello aspirar a la postemporada como equipo Comodín, completó 26 de 50 para 285 yardas y dos intercepciones.

Donald Driver fue su blanco favorito durante toda la noche y el receptor no lo defraudó al conseguir 99 yardas en nueve recepciones.

Con esta victoria Green Bay se coloca con marca de 7-8 y aún tiene posibilidades matemáticas de estar en playoffs, mientras que los Vikingos perdieron toda probabilidad de avanzar en la campaña, pues con récord de 6-9 prácticamente se despiden de los playoffs.

[ntx]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×