Potros y Osos se enfrentarán por primera vez en el Super Bowl

Dos de las franquicias de mayor historia, y que además han mantenido la misma filosofía desde su nacimiento, se enfrentarán por primera vez en un Super Bowl, rodeados del ambiente cálido, propio...
 Dos de las franquicias de mayor historia, y que además han mantenido la misma filosofía desde su nacimiento, se enfrentarán por primera vez en un Super Bowl, rodeados del ambiente cálido, propio de esta ciudad y que contrasta con la atmósfera fría que rod

MEDIOTIEMPO | Agencias3 de Febrero de 2007

  • Ambos jugarán bajo el clima cálido de Miami

Dos de las franquicias de mayor historia, y que además han mantenido la misma filosofía desde su nacimiento, se enfrentarán por primera vez en un Super Bowl, rodeados del ambiente cálido, propio de esta ciudad y que contrasta con la atmósfera fría que rodea al encuentro por el título de la NFL. 

Los especialistas coinciden que pese a todo, la presencia de Potros de Indianápolis y Osos de Chicago no ha levantado grandes expectativas, debido a que son dos equipos con poco arrastre, dos conjuntos del medio oeste, lo que haría que cualquier cosa pueda suceder. 

La historia de ambas franquicias indica que su estilo de juego no se ha modificado, y es la misma que los enfrentará en el Super Bowl: Chicago, un equipo diseñado para correr el balón y con una gran defensa en un clima normalmente gélido, ha contado con leyendas como el corredor Walter Payton, y el linebacker Mike Singletary. 

Mientras que Potros, antes de Baltimore, ha contado con uno de los mejores mariscales de campo de todos los tiempos, Johnny Unitas, y ahora Peyton Manning ha tratado de continuar con la tradición pasadora en esa escuadra.  

Además, el enorme respeto mutuo que se ha dado entre Potros y Osos no ha permitido que en la semana previa exista alguna declaración que caliente los ánimos, como en otras muchas ocasiones.  

Los Head Coaches de ambos equipos se han dedicado a declarar cosas buenas de su rival, sin hablar de los defectos, y resaltando las virtudes de cada uno de los jugadores que participarán en el partido que paraliza por completo a los Estados Unidos y a varias partes más del mundo.  

Con una misma filosofía y manera de ver el futbol americano con un gran respeto por sus adversarios, Lovie Smith y Tony Dungy, alumno y maestro respectivamente, están listos para verse las caras por primera ocasión como entrenadores en jefe en el Super Bowl.  

Smith es el único que ha levantado la voz y de una manera muy sutil, ha dejado en claro que siente un gran cariño y respeto por su mentor, pero aseguró que está dispuesto a levantar el Trofeo Vince Lombardi.  

El entrenador en jefe de los Osos ya tiene en su mano un anillo de Campeón de la NFL, mismo que conquistó cuando se desempeñaba como Coordinador Defensivo con Carneros de San Luis, que derrotó en el Super Bowl XXXVI a Titanes de Tennessee.  

Dungy también cuenta con un anillo de Super Bowl, hace muchos años perteneció a una defensiva que hizo leyenda y se ganó el nombre de la "Cortina de Acero", con la que consiguió el título de la NFL al ganar el Super Bowl XIII al vencer a Vaqueros de Dallas 35-31 el 21 de Enero de 1979. 

Dungy podría convertirse en apenas el segundo coach en ganar un Super Bowl, primero como jugador y luego como Head Coach, luego de que Mike Ditka lo ganó como jugador para los Vaqueros de Dallas en el Super Bowl VI y, posteriormente, como Head Coach en el Super Bowl XX con Chicago. 

Todo mundo habla del quarterback de Potros, Peyton Manning, el estudioso, el hombre récord que por fin logró su cometido de disputar el gran juego tras nueve años de luchar por llegar hasta este sitio, donde pocos han podido salir con el brazo en lo alto.  

El líder de Potros enfrentará en un duelo que los medios han hecho personal, al ancla de Osos, Brian Urlacher, linebacker de los "Monstruos del Midway", a quien le han colocado todo el peso de un equipo con una de las tradiciones más añejas de toda la Liga.  

Los números y las estadísticas quedan completamente de lado, pero frente a frente estarán la segunda mejor ofensiva de toda la Liga, la de Indianápolis, contra la defensiva número dos de la NFL, la de Chicago.  

El conjunto de la "Herradura" luce como favorito por encima de su rival, pues el balance entre sus líneas lo colocan siete puntos arriba del equipo de la ciudad de los vientos, con un ataque poderoso y una defensiva que en los últimos juegos demostró que puede ser capaz de ganar el juego importante.  

Nunca en la historia del Super Bowl un equipo ha ganado el título de la NFL después de perder tres juegos en Diciembre, Potros sufrió tres descalabros en ese mes y para muchos esto es un handicap en contra.  

La "Maldición Marino" se cierne sobre Peyton Manning, al que parece que ésta es su única oportunidad de poder acabar con el estigma que ensombreció la carrera del legendario mariscal de campo de Delfines de Miami, quien se retiró con todos los récords en sus manos, pero sin el anhelado anillo de Super Bowl.  

Ron Rivera, Coordinador Defensivo de Osos no le dio mucha importancia a la habilidad de Peyton Manning de cambiar las jugadas en la misma línea de golpeo, él no se espanta de este recurso del quarterback heredero de las glorias de Johnny Unitas.  

Rivera confía ciegamente en su defensiva, y cree que con esto se convertiría en el único miembro de Chicago en tener dos anillos de Super Bowl, pues formó parte de aquella indomable defensiva de los Monstruos del Midway que aniquilaron por completo a Patriotas de Nueva Inglaterra en el Super Bowl XX.  

Memorables batallas se han gestado en el gran juego, ambos equipos han estado en ellas, uno sabe del amargo sabor de la derrota, pero la última vez que estuvo en éste sitio saboreó las mieles de la victoria, aunque hace 37 años que sucedió eso. 

George Hallas, conocido como "Papa Oso", forjó una franquicia que tiene en el Salón de la Fama más miembros que ningún otro equipo, míticas leyendas han vestido el jersey de Osos, pero a diferencia de otras dinastías, el conjunto de Chicago tan sólo ha podido estar en este juego una sola vez. 

¿Podrá la inteligencia y sagacidad de Manning superar la fuerza y agresividad de Urlacher?, o la historia se empañará en arrebatarle de las manos la oportunidad de ser Campeón y de poner en alto un apellido que ha hecho historia en esta Liga.  

La cancha del Dolphin Stadium espera ya el Super Bowl XLI, la tensión y el nerviosismo empiezan a vivirse, el encierro total para la concentración de los equipos inició hoy con cuenta regresiva en una ciudad que siempre está inmersa en el glamour, el sol, la arena y la infaltable belleza femenina. 

[ntx][foto:EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×