Cambia semblante de Memo Rojas y Jorge Goeters batalla en las curvas

Muy atrás, casi en el olvido, quedó el semblante del mexicano Guillermo Rojas cuando chocó en las 24 Horas de Daytona hace más o menos un mes, en su debut en la Grand American Series tras dos años...
 Muy atrás, casi en el olvido, quedó el semblante del mexicano Guillermo Rojas cuando chocó en las 24 Horas de Daytona hace más o menos un mes, en su debut en la Grand American Series tras dos años de estar alejado de las pistas.

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Marzo de 2007

  • "Es la primera vez con Pruett, tenemos estilos parecidos"

Muy atrás, casi en el olvido, quedó el semblante del mexicano Guillermo Rojas cuando chocó en las 24 Horas de Daytona hace más o menos un mes, en su debut en la Grand American Series tras dos años de estar alejado de las pistas.

Hoy, con mucho mejor talante, más confiado y en plena adaptación al auto prototipo, Rojas comenzó a trabajar con el estadounidense Scott Pruett, quien será su coequipero en la Grand-Am, luego de dos años de compartir el volante con Luis "Chapulín" Díaz.

"Es la primera vez con Pruett, tenemos estilos parecidos", apuntó Rojas al final de la doble sesión de prácticas en el Autódromo Hermanos Rodríguez. "Necesito afinarme en las curvas, siento que ahí vamos, vamos a andar bien, cada vez me siento mejor".

Y es que Daytona fue un duro aprendizaje para "Memo", quien será el encargado de calificar el auto 01 Lexus-Riley y, por lo tanto, correrá la primera parte de la carrera del sábado. "Fue una maestría en la que me pasó de todo", recordó.

Scout Pruett avaló los avances del mexicano: "Está haciendo buen trabajo, sumando millas en el coche, ahí viene, va a estar bien en la calificación".

El Ganassi Racing se dedicó a trabajar con neumáticos usados, con un auto que se iba del frente y batallaba de más en las "eses", a diferencia del resto de los equipos que cambiaron a llantas nuevas hacia el final de la sesión.

En las filas del Doran Racing, el mexicano Jorge Goeters también se quejó de un poco de inconsistencia del auto en la parte delantera, pero eso no fue motivo para quitarle optimismo hacia el fin de semana.

"Me he ido adaptado bien y rápido, ahí vamos, he tenido algunos problemas en varias curvas, en las eses, pero en general fue excelente manejar este coche, fue una experiencia increíble", detalló.

Espontánea e inesperadamente, Luis Felipe Montaño fue el del rostro más feliz en el Hermanos Rodríguez, aunque se colocó en el sitio 35 de 38 autos inscritos en la Grand-AM, sólo que en la categoría de los Gran Turismo.

"Es un coche más cómodo y más fresco que el stock mexicano. El equipo está muy contento con el trabajo, sólo tenemos un problema con la mezcla de combustible", explicó el sonriente Montaño.

"Me ha ayudado mucho mi coequipero (John Lewis)", indicó Montaño. Optimista, señaló: "Lo más difícil fue bajarme del coche, el objetivo es ganar para México y vamos a intentarlo".

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×