Se quiso pero no se pudo: Adrián Fernandez

Lo que 24 horas antes era optimismo, se convirtió en decepción generalizada, aunque no total, tras los resultados de la armada mexicana en la tercera visita de la Nascar Busch Series al Autódromo...
 Lo que 24 horas antes era optimismo, se convirtió en decepción generalizada, aunque no total, tras los resultados de la armada mexicana en la tercera visita de la Nascar Busch Series al Autódromo Hermanos Rodríguez de esta capital.

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Marzo de 2007

  • Se reflejó mucha desilusión entre los pilotos mexicanos

Lo que 24 horas antes era optimismo, se convirtió en decepción generalizada, aunque no total, tras los resultados de la armada mexicana en la tercera visita de la Nascar Busch Series al Autódromo Hermanos Rodríguez de esta capital.

Más allá del bien y del mal desde hace varios años, el veterano Adrián Fernández simplemente agradeció al público por el apoyo, luego de conseguir el noveno puesto, mejorando ostensiblemente el décimo séptimo peldaño de largada.

"Desde el principio noté que tenía problemas en la recta, estaba perdiendo velocidad considerablemente, conforme fue pasando la carrera estuvo peor. En una entrada a pits se cayó el gato, y perdimos lugares", apuntó Fernández.

Indicó que las banderas amarrillas, en especial las tres que se registraron al final de la competencia; "me quitaron mucha oportunidad, en lugar de atacar tenía que defender".

"Ojalá que algún día se nos haga (ganar en el Hermanos Rodríguez), no fue nuestro día, pero no por falta de ganas", puntualizó.

A su vez, Jorge Goeters, el mejor librado de los ochos mexicanos, al cerrar con la séptima posición, señaló que una innecesaria arremetida del lapeado Todd Souza, lo mandó al muro y echó a perder su estrategia de atacar hacia el final de la competencia. "Iba conservando mi coche, tranquilo en el sexto lugar, conservando el coche para atacar hacia el final, pero el contacto me obligó a hacer una parada en pits que no estaba prevista. Tuvimos que remontar y ser más agresivos", señaló.

Michel Jourdain, quien este mismo lunes viajará a Brasil para alistarse para el inicio del Campeonato Mundial de Autos Turismo, explicó que también le afectaron las preventivas, porque en cada rearrancada, a falta de potencia del auto, perdía hasta dos peldaños.

"Me siento triste por México (por no haber conseguido la ansiada victoria)", reconoció Jourdain Lascuráin, quien tiene pactadas un par de carreras más con el equipo Roush en lo que resta de la temporada de la Busch Series.

Por último, el jalisciense Antonio Pérez interpretó un fin de semana de pesadilla como una gran oportunidad para aprender, pese a que fueron escasas las vueltas que dio al circuito capitalino, tanto en entrenamientos como en carrera.

"No tengo mucho que decir, mi carrera fue muy corta, estoy agradecido porque tuve la oportunidad de manejar un coche de éstos,  yo vine a aprender y espero que me sirva para pelear por el título de la Nascar México", señaló.

Los tres días de actividad en el Hermanos Rodríguez recibieron una asistencia de 116 mil 218 aficionados, 72 mil 971 de los cuales se dieron cita este domingo para presenciar la competencia de la Busch Series. [ntx] [foto: D. Leah/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×