Manaudou, la estrella mediática de la natación

Es la Maria Sharapova de la natación. O lo que más se le acerca.
 Es la Maria Sharapova de la natación. O lo que más se le acerca.

MEDIOTIEMPO | Agencias26 de Marzo de 2007

  • Tiene el récord de 400 libres

Es la Maria Sharapova de la natación. O lo que más se le acerca.

La francesa Laure Manaudou acapara los flashes de los fotógrafos, las grabadoras de los periodistas y las cámaras de la televisión. Un contingente de reporteros de su país la sigue por su belleza, pero también por su desbordante talento en el agua.

El domingo conquistó la Medalla de Oro de los 400 metros estilo libre en el Mundial en Melbourne, pero además lo hizo quebrando en dos ocasiones el récord de campeonato, que perduraba desde 1978.

"¡Manaudou Imperial!", tituló el diario Le Figaro sobre la victoria.

"Antes de Manaudou, Francia nunca había figurado en natación. Después de las Olimpiadas de Atenas (2004), donde esta hermosa mujer gana tres medallas, oro, plata y bronce, Francia se enamoró inmediatamente de ella", comentó Cedric Voissard, periodista de Le Figaro.

"Es una mujer impredecible. Ayer, después de los 400 libre, nos dijo que no quería nadar los 1.500. Y hoy sale y los nada. Ella es así", dijo Philippe Perroud, del diario Le Progrès de Lyon. Manaudou avanzó a la final.

¿Comportamiento de diva?

"Para nada. Es una competidora que sólo tiene en la frente la idea de ganar y siempre quiere dar lo mejor de sí", señaló Perroud.

La nadadora tiene previsto participar en otras siete pruebas --cinco individuales y dos de relevos- en el Mundial.

La fuerza mediática de Manaudou no es comparable a la de Sharapova, pero en natación ni siquiera el mismísimo Michael Phelps parece levantar tanto interés.

Para la muestra un ejemplo.

Estados Unidos envió a unos 10 periodistas a cubrir al equipo estadounidense, es decir, a Phelps. Francia, por el contrario, cuenta con un equipo de 34 reporteros, principalmente para seguir a Manaudou.

"Amelie Mauresmo, Zinedine Zidane, Thierry Henry y Laure Manaudou están en el mismo nivel para los franceses", señaló Perroud.

Claro que su estatus de súper estrella no la resguarda de feroces críticas en los medios de su país.

A sus 20 años, su relación con el nadador italiano Luca Marin, el "Laure-Lu affair", es la comidilla de los tabloides franceses e italianos y carnada para los paparazzi.

En 2005, tras un año de gloria por el desempeño en Atenas, muchos periodistas la dieron por enterrada cuando casi queda eliminada de los 400 libre en el Mundial de Montreal.

"Salió en la línea ocho en la Final, todos dijimos que estaba acabada. Y la ganó", señaló Voissard.

Pese a la llegada de contratos millonarios --Lancel, la eléctrica EDF, Arena--, fiestas con famosos y sesiones de fotografía, Manaudou no ha bajado su nivel.

En Mayo del año pasado acabó con la marca mundial de 400 libres impuesta por la legendaria Janet Evans 18 años atrás. Tres meses después volvió a eclipsar la marca en el campeonato europeo en Budapest.

"Soy la dueña de esta prueba", ha dicho Manaudou.

La nadadora no habla mucho con los medios, los considera injustos.

"Cuando no hago un buen tiempo, no es agradable abrir los periódicos al día siguiente, donde dicen que no fui primera. Nado hasta 18 kilómetros al día, así que es un poco molesto leer esas cosas... Siento presión de los periodistas. No puedo cometer un error porque me presionan", dijo Manaudou en Melbourne.

[AP][foto:AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×