Confianza plena a 500 días de los Juegos Olímpicos

Los preparativos para los Juegos Olímpicos de 2008 continúan según lo planeado a 500 días de la ceremonia de apertura, sin embargo China continúa afrontando serios retos como la contaminación o la...
 Los preparativos para los Juegos Olímpicos de 2008 continúan según lo planeado a 500 días de la ceremonia de apertura, sin embargo China continúa afrontando serios retos como la contaminación o la congestión del tráfico rodado.

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Marzo de 2007

  • Los trabajos de construcción se encuentran bien avanzados en las 37 instalaciones

Los preparativos para los Juegos Olímpicos de 2008 continúan según lo planeado a 500 días de la ceremonia de apertura, sin embargo China continúa afrontando serios retos como la contaminación o la congestión del tráfico rodado.

Los trabajos de construcción se encuentran bien avanzados en las 37 instalaciones olímpicas, en muchos casos muy cerca de su finalización, para albergar más de 40 eventos que servirán para evaluar su estado, 26 de ellos fijados para este mismo verano.

A pesar de la revisión al alza de los presupuestos, especialmente por el aumento del gasto en seguridad y salud, los objetivos financieros continúan siendo alcanzables gracias a la previsible elevación de los ingresos con respecto a los objetivos originales.

"Tenemos plena confianza en que los Juegos generarán beneficios", afirmó Liu Qi, Presidente del Comité Organizador de Beijing para los Juegos Olímpicos (BOCOG), en entrevista, subrayando que los fondos recaudados serán destinados a la creación de una fundación para financiar proyectos deportivos en países en vías de desarrollo.

El BOCOG ha afirmado que el costo operativo de los Juegos Olímpicos de Beijing no superará el de la anterior edición celebrada en Atenas, en torno a 2.400 millones de dólares EUA.

Durante su visita a China el pasado mes de Octubre, el Presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, calificó las instalaciones de "las mejores nunca vistas", pero alertó de que una infraestructura perfecta no es suficiente para garantizar el éxito.

"Debemos recordar que los Juegos no son únicamente valorados por la calidad técnica del proyecto, sino también por la percepción que el resto del planeta tenga en su conjunto", afirmó Rogge.

"Por tanto, debemos asegurar que, con todas las cuestiones técnicas solventadas, no olvidamos tener en cuenta elementos menos tangibles que son los que finalmente dan forma a la imagen del resto del planeta sobre China y los Juegos Olímpicos de Beijing", comentó.

La principal preocupación radica en la calidad del aire y la congestión de la circulación rodada, si bien se han realizado importantes esfuerzos para solventar estas problemáticas.

"La calidad del aire aún no es la adecuada y el tráfico es sencillamente terrible", afirmó la semana pasada en la capital china el Vicepresidente del COI, Gunilla Lindberg.

Liu Qi ha admitido la distancia existente entre Beijing y otras ciudades en la cuestión de la contaminación, si bien se muestra confiado en que "durante la competición podremos ofrecer un entorno adecuado a todos los deportistas".

Tras lograr el éxito de su candidatura, Beijing se comprometió a lograr una "ciudad ecológica con verdes colinas, agua limpia, suelo de césped y cielo azul". Desde entonces la ciudad ha destinado 100.000 millones de yuanes (12.500 millones de dólares EUA) a la plantación de árboles y la reducción del número de empresas con altos niveles de contaminación, según la  Administración Estatal de Protección Ambiental.

Grandes industrias como el grupo siderúrgico Capital han sido desplazadas de la ciudad, mientras que 200 pequeñas y medianas compañías han cerrado sus puertas. La ciudad también ha eliminado 30.000 taxis y 3.900 autobuses que incumplen los estándares ambientales.

"El tráfico también será mejorado mediante carriles especiales y un sistema avanzado de transporte público", sostiene Liu.

Para el BOCOG puede ser aún más complicado mejorar el comportamiento de la población que solucionar las cuestiones ambientales o de tráfico.

Los Juegos Olímpicos han sido entendidos mayoritariamente como una oportunidad para mostrar China al resto del mundo. Sin embargo, existe una amplia preocupación por que hábitos como ignorar las  colas o escupir en la calle puedan empañar la imagen del país asiático.

El Gobierno Municipal de Beijing ha lanzado la campaña "sonrisa" y cursos sobre comportamiento en público para formar a los profesionales que trabajan de cara al público en materia de  etiqueta y buenos modales.

Asimismo, para inculcar el hábito de respetar las colas, la ciudad ha nombrado el día 11 de cada mes como el "Día de la cola", en un intento por lograr accesos ordenados a los medios de transporte o en las ventanillas de atención al público.

De acuerdo con Liu Qi, "el comportamiento en público de la  población está mejorando. Esperamos mostrar en 2008 que China es un país con una rica historia y civilización".

[Xinhua][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×