El deporte le arranca espacios al asfalto en la Ciudad de México

Entre los atascos de automóviles, las prisas y la contaminación que aumenta durante las horas pico, la Ciudad de México palpita entre los cientos de espacios deportivos que, arrebatados a la gran...
Entre los atascos de automóviles, las prisas y la contaminación que aumenta durante las horas pico, la Ciudad de México palpita entre los cientos de espacios deportivos que, arrebatados a la gran ciudad, reservan un antídoto perfecto para reducir el estré
 Entre los atascos de automóviles, las prisas y la contaminación que aumenta durante las horas pico, la Ciudad de México palpita entre los cientos de espacios deportivos que, arrebatados a la gran ciudad, reservan un antídoto perfecto para reducir el estré

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Abril de 2007

  • Un Campeón de la calle
  • Futbol a fondo
  • Otros deportes en el asfalto

Entre los atascos de automóviles, las prisas y la contaminación que aumenta durante las horas pico, la Ciudad de México palpita entre los cientos de espacios deportivos que, arrebatados a la gran ciudad, reservan un antídoto perfecto para reducir el estrés cotidiano.Un cuadrilátero en la mitad de una calle, una pista  para  bicicletas construida sobre una antigua vía del tren, o cualquier cancha de futbol o baloncesto en unos huecos vacíos de los edificios, todo espacio vale para hacer deporte.

Los 18 millones de habitantes de México D.F. mantienen un ajetreo que no para en ningún momento, y entre todo este ruido y movimiento, miles hallan el respiro para vencer a la prisa y los obstáculos en cientos de oasis deportivos.

UN CAMPEÓN DE LA CALLE

Jhonny González, el Campeón de peso gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) desde Octubre del 2004, debutó a los siete años de edad en el ring del camellón de la avenida Eduardo Molina, en el oriente de la capital mexicana, en una carrera marcada por la mano de su padre, el ex boxeador Miguel "Ratón" González.

Diecisiete años después, una cuerda roja delimita la zona habilitada para convertirse en el cuadrilátero de prácticas, justo al lado de los costales de entrenamiento colgados de los tableros de baloncesto.

La presencia del Campeón y una centena de aspirantes lo han consolidado como uno de los gimnasios más importantes de la capital mexicana, una de las ciudades más pobladas del mundo. Todo entre la acelerada circulación de los automóviles.

"¿Que más contaminación podemos respirar? Ya estamos acostumbrados", dice Johnny Gonzalez, 35 combates con 31 triunfos (27 por k.o) y cuatro derrotas, que se entrena sin fijarse en los automovilistas ni en las carencias de un lugar que, por ser público, no puede tener paredes, ventanas ni techo.

"Aquí no hay baños ni vapor (sauna). Esa es la única diferencia con otros gimnasios, porque aquí todos los peleadores son humildes, y no se tienen rencores", expresa el orgulloso Campeón quien, a sus 24 años, tiene claro la importancia de este espacio arrebatado a la basura.

Jhonny es hoy el principal atractivo para dos centenares de jóvenes, que antes de llegar a ponerse los guantes y soñar con la paga de un profesional, tienen que superar a los automóviles y vencer las tentaciones que la capital le muestra a un atleta profesional.

La tierra y el concreto y los tubos de metal de gimnasio "Díaz Mirón", delimitan el sueño de gloria deportiva de un púgil de la humildad que exige un altar a la Virgen de Guadalupe, patrona de los mexicanos, y la fortaleza para evitar la tentación de los locales de pollo frito cercanos.

FUTBOL A FONDO

El boxeo es popular en México, pero no más que el futbol, sin duda el deporte que más espacios ha conquistado en una ciudad que se rinde ante la redondez del balón y el gozo por el gol.

Ligas enteras se mantienen y sobreviven de los campos de la Ciudad Deportiva, que en sus entrañas tiene un templo para la velocidad: el autódromo Hermanos Rodríguez y que pronto albergará al segundo centro de entrenamiento deportivo más importante de México, un proyecto que ha minimizado el tráfico y la contaminación. Los deportivos Constituyentes y Escandón parecen imperceptibles cuando se viaja en un vehículo. Pero sus canchas de futbol y de baloncesto, sirven de refugio a varios miles de jóvenes que terminan ahí el día de escuela y de trabajo.

Alberto Molina, ex futbolista profesional en los años 70';s con el desaparecido club Tampico-Madero, ha hecho de estos módulos deportivos, dos de los casi 200 que hay en la capital mexicana, el sitio para continuar apegado al deporte.

Esta popularidad del futbol se ha reproducido en canchas que crecieron como hongos en descampados y que, poco a poco,  se adecúan a los estándares deportivos para recibir equipos de seis o siete jugadores.

OTROS DEPORTES EN EL ASFALTO

Y si no han pisado el cuadrilátero a media calle y los mini estadios de barrio popular no satisfacen, la pista que ocupa hoy las antiguas vías del tren a Cuernavaca, han ayudado en más de una campaña publicitaria a vender más bicicletas, un vehículo que por años estuvo confinado al uso laboral.

La serpenteante pista de casi 27 kilómetros extiende sus modernos puentes de metal de manera paralela al Boulevard López Mateos, la vía rápida que conecta el norte con el sur de la capital mexicana, y muchas veces conocida por sus atascos interminables.

Antes de esta pista, que todavía divide opiniones, la bicicleta tenía perdida la batalla. Los paseos nocturnos y los dominicales, cuando les permiten entrar al metro con la bicicleta, eran las únicas concesiones que tenían sus fanáticos.

Esta guerra entre el asfalto y los automóviles contra los espacios deportivos no ha logrado tocar las pocas zonas verdes que tiene la capital mexicana y resaltan en el mapa urbano los bosques de Chapultepec, El Ocotal, Tlalpan y los Viveros de Coyoacán,  el bosque de Tlalpan y los Dinamos, todos llenos de caminantes y corredores de fondo.

"Desgraciadamente, vivimos en el Distrito Federal ¡Qué podemos hacer!", comenta Gerardo Jaimes, uno atleta aficionado de 43 años que habitualmente práctica el atletismo en un parque público cuando habla de los daños que la contaminación puede hacerle a corredores.

El baloncesto es otro deporte que siempre está presente en la planificación de nuevos espacios deportivos. Un módulo no está completo sin una cancha y dos tableros.

La NBA de Estados Unidos se ha unido con empresas mexicanas para "rescatar" para el baloncesto lugares conflictivos como basureros o terrenos abandonados. En los últimos 24 meses, se han construido dos sitios exclusivos y se apoyan torneos de este deporte.

Las ofertas para mantenerse activo superan a los deportes más populares y alcanzan posibilidades como la práctica de bicicleta de montaña en las cumbres que rodean a la capital mexicana, como el Ajusto y el Desierto de Los Leones, en el sur y poniente.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×