Mayweather cumple sueño añejo con combate con De La Hoya

Hace décadas, un boxeador adolescente de Michigan estaba atento a la televisión, viendo en los Juegos Olímpicos de Barcelona a otro pugilista de la misma edad, quien acababa de ganar una medalla...
 Hace décadas, un boxeador adolescente de Michigan estaba atento a la televisión, viendo en los Juegos Olímpicos de Barcelona a otro pugilista de la misma edad, quien acababa de ganar una medalla de oro. En ese momento, dice Floyd Mayweather hijo, supo cuá

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Mayo de 2007

  • Mayweather, como buen boxeador fanfarronea y habla mucho

Hace décadas, un boxeador adolescente de Michigan estaba atento a la televisión, viendo en los Juegos Olímpicos de Barcelona a otro pugilista de la misma edad, quien acababa de ganar una medalla de oro. En ese momento, dice Floyd Mayweather hijo, supo cuál era su destino: enfrentar a Oscar De La Hoya.

Incluso antes de ganar sus primeros Guantes de Oro bajo la tutela de su padre y su tío, Mayweather sabía que tendría que enfrentarse a De La Hoya para llegar a ser considerado como el mejor boxeador de su generación.

"Esa es la única forma en que puedo llegar a ser quien debo ser. Es el único reto que me queda. Después de eso ¿Acaso hay otra cosa? ¿Hay algo más que valga la pena?", dijo Mayweather.

Y finalmente, se enfrentará con De La Hoya el sábado por la noche, en la que se ha considerado la pelea más importante en varios años para este deporte en decadencia.

Desde que vio los Juegos Olímpicos hace 15 años, Mayweather se ha convertido en un carismático Campeón con más habilidad y velocidad que cualquiera de sus anteriores 37 oponentes. Y ahora tiene la oportunidad adicional de vengarse de De la Hoya, quien como en una tragedia griega durante algún tiempo le robó a su padre: Floyd padre lo entrenó del 2001 al 2006.

"Creo que él resiente todo lo que me ha pasado, no solamente mi carrera en el box. Aprendí mucho acerca de Floyd hijo por medio de su padre. En el curso de los años, me habló sobre él. "Oh, él te tiene celos. Por todo lo que haces, quiere ser como tú"".

Mayweather dice que empezó a buscar combatir con De La Hoya, cuatro años mayor que él, pero con mayor reconocimiento y fama, poco después de iniciar su carrera profesional, e incluso demandó pelear con el Campeón de 69,85 kilogramos (154 libras) hace tres años, cuando parecía estar en decadencia luego de perder ante Bernard Hopkins.

"Yo quería que pasara esto", dijo Mayweather.

Mayweather, como buen boxeador fanfarronea y habla mucho, pero su discurso conlleva una evidente necesidad de atraer la atención, de recibir respeto. Asimismo, se da cuenta de que con esta pelea tiene la oportunidad de trascender en el pugilato, y está más que determinado a no desaprovecharla.

A tal grado confía en el valor histórico de este combate, que dice que se retirará del boxeo después de este, dedicándose al cine, la producción musical o la promoción de peleas. Sin embargo, en realidad nadie, fuera de los más cercanos a él, se lo cree.

Para De La Hoya el combate representa también una oportunidad, no solamente de llevarse unos 25 millones de dólares, sino de arruinarle a Mayweather el sueño que ha tenido durante los últimos 15 años.

"No trates de derrotarme simplemente porque no puedes ser como yo", dijo De La Hoya.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×