Monjas de San Antonio rezan por los Spurs para que se coronen

En su sencillo convento, donde filas de sillas están acomodadas frente a un televisor y un crucifijo, las 23 monjas de las Hermanas Salesianas de María Inmaculada dejan de lado sus plegarias por...
En su sencillo convento, donde filas de sillas están acomodadas frente a un televisor y un crucifijo, las 23 monjas de las Hermanas Salesianas de María Inmaculada dejan de lado sus plegarias por los enfermos y por los pobres para orar por los Spurs de San
 En su sencillo convento, donde filas de sillas están acomodadas frente a un televisor y un crucifijo, las 23 monjas de las Hermanas Salesianas de María Inmaculada dejan de lado sus plegarias por los enfermos y por los pobres para orar por los Spurs de San

MEDIOTIEMPO | Agencias7 de Junio de 2007

  • Los Spurs han adoptado a las monjas

En su sencillo convento, donde filas de sillas están acomodadas frente a un televisor y un crucifijo, las 23 monjas de las Hermanas Salesianas de María Inmaculada dejan de lado sus plegarias por los enfermos y por los pobres para orar por los Spurs de San Antonio.

Con los nombres de los jugadores del equipo abrochados a sus blusas blancas debajo de sus hábitos, las hermanas se reúnen fielmente a la hora del juego en el salón comunitario del convento, gritando "¡Haz ese enceste!" y "¡Vamos!".

"Oramos por ellos para que ganen, pero también oramos para que continúen su espíritu deportivo", dijo la hermana Sandra Neaves, Jefa de la orden en el occidente de Estados Unidos.

"Hacemos mucho ruido en ese salón", dijo riendo la hermana Angelina Gómez.

Los Spurs han adoptado a las monjas, esperando captar el poder de la oración durante su intento de conquistar un cuarto título de la NBA.

"Tenerlas en nuestra esquina nunca podrá hacernos daño, y tomaremos cualquier ventaja que podamos", dijo Tom James, vocero de los Spurs. "Obviamente somos afortunados de tener en esta ciudad aficionados maravillosos de todas las edades y todos los estilos de vida", agregó

El jueves, cuatro de las monjas asistirán al juego inaugural de la serie de campeonato contra los Cavaliers de Cleveland. Los boletos fueron un regalo de la NBA.

Las que se queden en casa se reunirán frente al televisor del convento. Neaves comentó que no todas podrán lanzar porras hasta el final del juego: muchas son de edad avanzada y algunas están enfermas. Pero ella señaló que estarán animando al equipo a distancia acompañándose con palomitas de maíz y oraciones.

En una ciudad donde la frase "Go Spurs Go" (Vamos Spurs Vamos) está sobre rascacielos y en furgonetas, las monjas dicen que ellas están inspiradas por lo que el equipo significa para la comunidad y por una monja en particular que murió a principios del año.

La hermana Filomena Conte, de 86 años, era la más ávida aficionada entre ellas. Ella miraba o escuchaba cada juego, oraba por el equipo y mantuvo correspondencia con el Entrenador en Jefe, Gregg Popovich.

A pesar de que Conte sufría de una enfermedad cardiaca obstructiva y tuvo orden médica de permanecer en cama durante la Temporada regular, ella escuchaba los juegos por radio. Cuando fue enviada a un hospital, ella tuvo una pregunta mientras esperaba con otra religiosa: "¿Me van a dar una habitación antes de que comience el juego?".

Conte falleció el 8 de Marzo, pero las monjas tomaron su causa para animar y orar por los Spurs.

Si los Spurs ganan el campeonato, "no me sorprendería que ella haya tenido algo que ver", dijo Neaves.

Entones, ¿Dios es realmente un aficionado de los Spurs?

"¡Sí!", respondió Gómez, riendo y apretando sus manos en el salón comedor donde cuelga una manta de los Spurs como un estandarte.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×