Cleveland sólo da pelea en un cuarto

Los Cavaliers han mantenido una constante contra los Spurs tras dos partidos: una tardía pero inútil arremetida sobre el final.
 Los Cavaliers han mantenido una constante contra los Spurs tras dos partidos: una tardía pero inútil arremetida sobre el final.

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Junio de 2007

  • Se regresaron de San Antonio abajo 2-0 en la serie

Los Cavaliers han mantenido una constante contra los Spurs tras dos partidos: una tardía pero inútil arremetida sobre el final.

Una vez que llega el cuarto periodo, Cleveland se acuerda que está en una Final de la NBA.

Si el objetivo es que el marcador refleje un resultado más reñido, ello podría bastar. Si lo que quieren es ser competitivos, es mejor que se pongan las pilas más temprano.

"Tenemos que encontrar la manera de mantener la intensidad... del cuarto periodo durante todo el partido", reflexionó LeBron James, el astro de los Cavaliers.

El equipo viajó de vuelta a casa el lunes con miras a lo que el martes en la noche será el primer partido de una Final de la NBA en Cleveland.

Se regresaron de San Antonio abajo 2-0 en la serie, pero con algo más de ánimo positivo tras superar a los Spurs en el cuarto final del segundo partido y saldar un 103-92 en contra.

Cleveland se impuso 30-14, podando un margen negativo de 29 puntos. Pero era tarde. Los Cavaliers hubiesen necesitado la remontada más grande en la historia de las series de campeonato para salir triunfantes.

¿Y qué significan esos 12 minutos?

"Realmente nada", comentó el centro Zydrunas Ilgauskas. "Creo que sacaron el pie del acelerador. Muy poquito cuando ya era demasiado tarde".

"Obviamente, trataremos de repasar el video y ver lo bueno que se hizo, pero la verdad es que no sé. Estuvimos 30 puntos abajo. Algo nos salió bien al final, pero muy tarde".

Es que cuando llegó el cuarto periodo, sólo con los puntos anotados por Tony Parker, Tim Duncan y el argentino Manu Ginóbili, los Spurs aventajaban 68-62 a Cleveland.

Algo similar se dio en el primer partido. Los Cavs perdían 64-49 tras tres cuartos, con los tres baluartes de los Spurs igualando la cosecha de todos los integrantes de Cleveland.

James dice que si sus compañeros logran mantener el marcador reñido, podrá poner la diferencia al final. Pero con los déficits que han tenido que lidiar, eso parece demasiado para James o cualquier otro.

Para entonces, Cleveland se está contentando para evitar un resultado con cifras de escándalo.

"Creo que para el cuarto periodo nos damos cuenta que es cuestión de orgullo y no queremos que nos ganen por paliza", dijo James.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×