Los Spurs no quieren hablar de dinastía

Su fórmula tiene como base la defensa, disciplina y compañerismo. Los Spurs de San Antonio nunca la han cambiado, y con esos ingredientes se convirtieron en el máximo ejemplo de excelencia en la...
 Su fórmula tiene como base la defensa, disciplina y compañerismo. Los Spurs de San Antonio nunca la han cambiado, y con esos ingredientes se convirtieron en el máximo ejemplo de excelencia en la NBA en la última década.

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Junio de 2007

  • No son el primer equipo que domina la Liga, ni tampoco serán el último

Su fórmula tiene como base la defensa, disciplina y compañerismo. Los Spurs de San Antonio nunca la han cambiado, y con esos ingredientes se convirtieron en el máximo ejemplo de excelencia en la NBA en la última década.

No son el primer equipo que domina la Liga, ni tampoco serán el último.

Los Celtics de Boston, Lakers de Los Angeles y Bulls de Chicago los precedieron, pero ninguna franquicia lo hace mejor en estos días que los Spurs, un equipo que da la impresión de ser aburrido y sin pimienta, pero que está a ley de un triunfo de su cuarto título en nueve años.

"Se han convertido en lo mejor de esta Liga, sin duda alguna", dijo el base del Jazz de UTA, Derek Fisher, cuyo equipo perdió contra San Antonio en la Final de la Conferencia del Oeste.

¿Un equipo de elite? Eso es incuestionable.

¿Una dinastía? Quizás.

Esa fue la palabra que se escuchó el miércoles en el interior del Quicken Loans Arena mientras los Spurs se preparaban para el cuarto partido del jueves y una posible barrida de los Cavaliers de Cleveland en la Final.

Sin embargo, una persona no quiere saber nada de la palabra dinastía.

"Eso es basura", dijo el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich. "Cuando pienso en dinastías, me vienen dos a la mente, UCLA y Bill Russell. El resto es sólo habladuría".

Pero hay que hablar un poco de los Spurs.

Desde que ganaron el campeonato en 1999, se han clasificado a los playoffs todas las Temporadas, llegaron ocho veces a las Semifinales y en cinco ocasiones alcanzaron la Final de la Conferencia.

Además, tienen marca de 3-0 en la Final, y a menos que los Cavaliers logren un milagro y se conviertan en el primer equipo que se recupera de un déficit de 0-3 en la historia de la NBA, el cuarto anillo está a la vuelta de la esquina.

Un cuarto trofeo también colocaría a San Antonio en la compañía de los Celtics (16), Lakers (14) y Bulls (6) como las únicas franquicias con cuatro títulos desde que la Liga se creó en 1947.

Los tres campeonatos consecutivos de Los Angeles del 2000 al 2002 quedaron enmedio de títulos de los Spurs, que también se coronaron en el 2005.

Fisher fue un integrante importante de esos equipos de los Lakers, encabezados por Kobe Bryant y Shaquille O';Neal, y aunque le sea difícil admitirlo, cree que los Spurs superaron los logros de los Lakers.

"Detesto decirlo, pero probablemente nos están superando, para ser honesto", reconoció. "Tuvimos un gran período de cuatro a cinco años, pero uno tiene que mirar a los equipos de los Bulls y los Celtics y los Lakers de los 80 que dominaron un período completo".

"Honestamente tengo que decir que nos están superando en términos de las dinastías recientes y de equipos que han podido mantener un nivel de excelencia durante un período largo de tiempo", agregó.

La época de dominio de los Spurs proviene de un momento crucial en la historia de la franquicia: el Draft de 1997, cuando el club tuvo la primera selección y escogió a Tim Duncan, una superestrella menospreciada y, para muchos, el mejor ala-pívot en la historia de la Liga.

Duncan es la zapata sobre la que los Spurs construyeron su imperio, un reino que creció gracias a buenas decisiones de negocio, astuto reclutamiento internacional y una política de familia encabezada por el dueño del equipo Peter Holt y el Gerente General R.C. Buford.

Los Spurs fueron al extranjero a reclutar a los argentinos Emanuel Ginóbili y Fabricio Oberto, y al francés Tony Parker, todas piezas claves en el club.

Del otro lado de la balanza están los Cavaliers, que realizan su primera visita a la Final de la NBA en los 37 años de vida de la franquicia.

El equipo fue formado por su Gerente General, Danny Ferry, a la imagen de los Spurs.

Al igual que San Antonio, Cleveland cuenta con una superestrella, LeBron James, quien necesita mejores compañeros para ganar su primer título.

"Cuando uno quiere ser el mejor, quiere imitar a los mejores", señaló James. "Y definitivamente, ellos son el mejor equipo en nuestra Liga en este momento".

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×