Dougherty encabeza Abierto de EUA con Cabrera como escolta

A pesar de que llovió bastante la víspera y varios hoyos no estuvieron tan difíciles, sólo el inglés Nick Dougherty y el argentino Ángel Cabrera lograron terminar bajo par en una primera ronda del...
 A pesar de que llovió bastante la víspera y varios hoyos no estuvieron tan difíciles, sólo el inglés Nick Dougherty y el argentino Ángel Cabrera lograron terminar bajo par en una primera ronda del Abierto de Estados Unidos que dejó a los golfistas pregunt

MEDIOTIEMPO | Agencias16 de Junio de 2007

  • Cabrera fue uno de sólo dos jugadores que llegaron a tres bajo par

A pesar de que llovió bastante la víspera y varios hoyos no estuvieron tan difíciles, sólo el inglés Nick Dougherty y el argentino Ángel Cabrera lograron terminar bajo par en una primera ronda del Abierto de Estados Unidos que dejó a los golfistas preguntándose si les espera lo peor.

El "Pato" Cabrera fue uno de sólo dos jugadores que llegaron a tres bajo par, pero no pudo compartir el liderato tras cometer un bogey en el hoyo 17 de 313 yardas.

Dougherty, de apenas 25 años, jugó en el cuarto grupo de la mañana y rápidamente alentó las esperanzas de acabar con una sequía europea en los torneos grandes que se remonta a 1999. Sólo hizo 11 putts en los últimos nueve hoyos en su ronda de 68 golpes, dos bajo par, un marcador que la semana pasada muchos pensaban no podría alcanzar.

"Creo que el campo está -odio decirlo- fácil", señaló Dougherty, y sonó como si esa declaración pudiera llegar a atormentarlo después. "Ay Dios, no debí haber dicho eso. No, de ninguna manera. El campo está dificilísimo".

El español José María Olazábal, dos veces Campeón del Masters, terminó con 70 golpes, en par, mientras que en el amplio grupo de golfistas con 71 se encontraban Tiger Woods, el Campeón vigente Geoff Ogilvy, Jim Furyk y Vijay Singh.

Woods embocó un putt de 12 pies (3,6 metros) para birdie en el sexto hoyo que lo puso un golpe bajo par, la primera vez que presenta números rojos en este major desde la segunda ronda en Pinehurst en el 2005. Dos hoyos después perdió esa posición y luego no pudo volver a alcanzar el par.

"Está lo más fácil posible, y sigue estando bastante difícil", dijo Woods. "Imagínense si no hubiera llovido anoche".

Con greens que Olazábal describió como duros cual roca hace sólo un día, Oakmont se vio suavizado por las tormentas del miércoles por la noche y un cielo nublado durante buena parte de la mañana. Los greens seguían siendo rápidos, pero los jugadores tenían que cuidarse de no darle demasiado duro cuando empleaban un wedge, y algunos fierros más largos no la enviaban excesivamente lejos.

Phil Mickelson no hizo ningún birdie en su ronda de 74. Tampoco se hizo daño en la muñeca.

Fue su ronda inaugural con más golpes en el Abierto de Estados Unidos en 10 años, y tomando en cuenta todo lo que enfrentó, no estuvo tan mal. Mickelson, que padece una inflamación en la muñeca izquierda que lo obliga a usar una muñequera, jugó 18 hoyos por primera vez desde que ganó el Torneo Players. No se acercó mucho a un birdie, pero jugó los últimos ocho sin cometer bogey.

"Nos falta mucho por recorrer", señaló. "Sólo necesito una buena ronda mañana para meterme en la pelea el fin de semana. Luché en los últimos ocho hoyos para mantenerme en el torneo, y si me va bien mañana, eso es todo lo que me importa".

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×