Argentina recibe a Cabrera como héroe tras ganar Abierto de EUA

Cientos de personas recibieron el martes al grito de "¡Grande Campeón!" al golfista argentino Ángel Cabrera a su arribo a su provincia natal de Córdoba, tras consagrarse Campeón del Abierto de...
 Cientos de personas recibieron el martes al grito de "¡Grande Campeón!" al golfista argentino Ángel Cabrera a su arribo a su provincia natal de Córdoba, tras consagrarse Campeón del Abierto de Estados Unidos.

MEDIOTIEMPO | Agencias19 de Junio de 2007

  • Cabrera es el primer golfista argentino que gana un torneo major en 40 años

Cientos de personas recibieron el martes al grito de "¡Grande Campeón!" al golfista argentino Ángel Cabrera a su arribo a su provincia natal de Córdoba, tras consagrarse Campeón del Abierto de Estados Unidos.

"Gracias, gracias", gritaba el "Pato" Cabrera a la multitud mientras levantaba el trofeo asomado al techo del automóvil en el que recorrió la distancia entre el aeropuerto de Córdoba y su casa en la localidad de Villa Allende, en las afueras de la capital provincial.

Cabrera es el primer golfista argentino que gana un torneo major en 40 años, una hazaña que antes sólo logró Roberto De Vicenzo en el Abierto Británico de 1967.

Envuelto en una bandera argentina, Cabrera saludó a sus simpatizantes, que gritaban y tocaban la bocina de sus vehículos a su paso, con sus pulgares en alto. "Bienvenido Pato" rezaba una pancarta sobre la leyenda "Ganador, Abierto Golf EE.UU.".

Cabrera, de 37 años, se aseguró el triunfo tras una ronda final de 69 golpes en el difícil campo de Oakmont, dejando atrás a dos de los mejores golfistas del mundo, Tiger Woods y Jim Furyk.

Cabrera se reunió con sus hijos al recorrido hacia Villa Allende, cerca del club donde dio sus primeros pasos en el golf como caddie.

"¿A quién no le gusta que la gente salga?", dijo Cabrera emocionado.

Desde su victoria el domingo su casa se llenó de amigos, simpatizantes y camarógrafos. Entre ellos se encontraba su viejo amigo Martín Gómez, quien relató a la televisión local cómo un humilde caddie se convirtió en Campeón.

"Los caddies solían pedir permiso a los clubes para jugar los lunes, el único día en que el campo de golf estaba cerrado a los miembros", recordó.

"Esto fue inesperado. Es como un sueño ganar el Abierto de Estados Unidos", dijo uno de los hijos de Cabrera, también llamado Ángel, quien dijo a los periodistas que para su familia es como "ganar un Mundial".

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×