Positivo de Sotomayor, lunar de los mejores Juegos de la historia

Si los primeros Juegos Panamericanos organizados por Winnipeg, en 1967, son recordados por la presencia del entonces joven nadador estadounidense Mark Spitz, una de las figuras más legendarias de...
Si los primeros Juegos Panamericanos organizados por Winnipeg, en 1967, son recordados por la presencia del entonces joven nadador estadounidense Mark Spitz, una de las figuras más legendarias de la historia del deporte, los de 1999 lo fueron porque el cu
 Si los primeros Juegos Panamericanos organizados por Winnipeg, en 1967, son recordados por la presencia del entonces joven nadador estadounidense Mark Spitz, una de las figuras más legendarias de la historia del deporte, los de 1999 lo fueron porque el cu

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Julio de 2007

  • Los mejores Juegos Panamericanos de la historia

Si los primeros Juegos Panamericanos organizados por Winnipeg, en 1967, son recordados por la presencia del entonces joven nadador estadounidense Mark Spitz, una de las figuras más legendarias de la historia del deporte, los de 1999 lo fueron porque el cubano Javier Sotomayor, plusmarquista mundial de salto de altura, dio positivo de cocaína en un control antidopaje.Éste fue el mayor lunar de unos Juegos brillantes tanto en lo deportivo como en el aspecto organizativo. Tanto es así que el mexicano Mario Vázquez Raña, presidente de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), no tuvo reparos en proclamar en la ceremonia de Clausura que habían sido los mejores de la historia. Los logros deportivos, para desgracia de los XIII JuegosPanamericanos, quedaron ensombrecidos por la figura ahora desacreditada de Sotomayor, campeón del mundo y olímpico, uno de los mejores atletas de todos los tiempos y un estandarte del deporte cubano, que también tuvo que sufrir en Winnipeg la deserción desiete miembros de su delegación. El viernes 30 de Julio, el saltador de Matanzas, hasta entonces con un currículum impoluto, se convirtió en el primer deportista que ganaba cuatro títulos panamericanos consecutivos en una misma pruebade la competición de atletismo. Cinco días después, el 4 de Agosto, el rumor que se escuchaba en todos los rincones de Winnipeg lo confirmó Vázquez Raña. En una multitudinaria conferencia de prensa, el dirigente mexicano anunció oficialmente el positivo de Sotomayor, sin duda el más impactante de los ocho conocidos hasta el día de la clausura de la competición.Fue la noticia que sacudió los cimientos de unos Juegos en los que Estados Unidos, pese a participar con una delegación carente de grandes figuras, volvió a ocupar el primer puesto del medallero, mientras que Cuba se afianzó en el segundo lugar y Canadá en el tercero. Brasil arrebató el cuarto puesto a Argentina, que fuequinta, México ocupo el sexto lugar y Colombia, el séptimo por delante de Venezuela. El dominio de los deportistas estadounidenses, sin embargo, no fue tan evidente en los dos deportes estrella de los Juegos, la natación y el atletismo. En la piscina fueron superados por los anfitriones. Canadá ganó 13 oros en la competición de natación, tres más que Estados Unidos, mientras que en la pista del estadio de la Universidad de Manitoba los atletas cubanos les plantearon una dura batalla. Si bien es cierto que el equipo de Estados Unidos logró una notable ventaja en el total de medallas de la competición de atletismo, fue igualado por el cubano en el número de oros (10).Donovan Bailey, ex plusmarquista mundial de los 100 metros, el ídolo canadiense, desempeñó un papel secundario en el deporte rey. Sólo compitió en los relevos 4x100 y tuvo que conformarse con lamedalla de plata. Brasil le arrebató el oro.En la competición de atletismo también sobresalieron las delegaciones de Brasil y México, que ganaron siete medallas de orocada una. Especial mérito tiene la actuación de los mexicanos, dominadores absolutos en la caminata y con excelentes resultados en la pista. Cabe destacar el título panamericano en 400 de la entonces emergente Ana Guevara.Cuba se llevó en Winnipeg el título que más le importa, el del torneo de béisbol, su deporte nacional, que por primera vez en la historia de los Juegos continentales contó con la participación de jugadores profesionales.El equipo cubano que dirigía Alfonso Urquiola, después de un par de tropiezos en la primera fase, alcanzó la final y se enfrentó a Estados Unidos por el primer puesto del podio.  Algo más que el oro estaba en juego en ese partido, sobre todo para los caribeños, que ganaron la "batalla" por 5-1.El duelo entre Estados Unidos y Cuba también fue muy intenso en los deportes de equipo. De las dieciséis finales disputadas en total en estos Juegos, los estadounidenses ganaron cuatro y los cubanos otras tantas. Brasil se hizo con el oro en tres.En la competición masculina de voleibol, Cuba ganó una de las medallas de oro con más valor por la calidad de las selecciones participantes. El equipo que entrenaba Juan Díaz se impuso (3-2) enuna final apasionante a Brasil. Los cubanos se sacaron así la espina que les había clavado la selección femenina brasileña 24 horas antes. Las antillanas buscaban su octavo triunfo consecutivo en el torneo de voleibol en unos Juegos Panamericanos, pero sucumbieron por 3-2.Las medallas de oro en baloncesto fueron para Cuba en el torneo femenino y Brasil en el masculino, mientras que en fútbol Méxicoconsiguió el triunfo en la competición de hombres y Estados Unidos en la de mujeres.En boxeo arrasaron los cubanos, con 9 primeros puestos de 12 posibles, y en ciclismo lo hicieron los estadounidenses, que ganaron once de las dieciocho medallas de oro en disputa. En el apartado de las estadísticas individuales, el gimnasta cubano Eric López fue el deportista que más veces hizo sonar un himno en estos Juegos. López obtuvo cinco medallas de oro y una deplata. Fue campeón por equipos y el mejor en el concurso completo individual, potro con arcos, anillas y paralelas. Los XIII Juegos Panamericanos concluyeron, después de dieciocho días de competición, con sólo una nueva plusmarca mundial.  La estableció el cubano Idalberto Aranda en levantamiento de pesas, en la categoría de hasta 77 kilos, con una marca de 205,5 kilogramos enla modalidad de dos tiempos. De los 42 países participantes figuraron en el medallero 27, cuatro menos de los que alcanzaron el podio en la anterior edición de Mar del Plata.  Desaparecieron del cuadro de honor Islas Vírgenesde Estados Unidos, Nicaragua, Paraguay, Dominica, Antigua y San Vicente y las Granadinas. Por contra, Bermudas ganó en la ciudad canadiense el primer oro de su historia.WINIPPEG 1999- Países: 42 Medallero final: - Estados Unidos (Oro 106), (Plata 110), (Bronce 80) = 296- Cuba (Oro 69), (Plata 40), (Bronce 47) = 156- Canadá (Oro 64), (Plata 52), (Bronce 80) = 196- Brasil (Oro 25), (Plata 32), (Bronce 44) = 101- Argentina (Oro 25), (Plata 19), (Bronce 28) = 72- México (Oro 11), (Plata 16), (Bronce 30) = 57- Colombia (Oro 7), (Plata 17), (Bronce) = 42 - Venezuela (Oro 7), (Plata 16), (Bronce 17) = 40- Jamaica (Oro 3), (Plata 4), (Bronce 6) = 13- Guatemala (Oro 2), (Plata 1), (Bronce 1) = 4- Bahamas (Oro 2), (Plata 0), (Bronce 1) = 3- Puerto Rico (Oro 1), (Plata 3), (Bronce 9) = 13- Chile (Oro 1), (Plata 3), (Bronce 7) = 11 - R. Dominicana (Oro 1), (Plata 3), (Bronce 5) = 9- Ecuador (Oro 1), (Plata 2), (Bronce 5) = 8- Bermudas (Oro 1), (Plata 2), (Bronce 0) = 3- Surinam (Oro 1), (Plata 0), (Bronce 1) = 2- Antillas Holandesas (Oro 1), (Plata 0), (Bronce 0) = 1- Perú (Oro 0), (Plata 2), (Bronce 6) = 8- Uruguay (Oro 0), (Plata 1), (Bronce 3) = 4- Barbados (Oro 0), (Plata 1), (Bronce 1) = 2 - Panamá (Oro 0), (Plata 1), (Bronce 1) = 2- Islas Caimán (Oro 0), (Plata 1), (Bronce 0) = 1- Costa Rica (Oro 0), (Plata 0, (Bronce 1) = 1- Trinidad y Tobago (Oro 0), (Plata 0), (Bronce 1) = 1- El Salvador (Oro 0), (Plata 0), (Bronce 1) = 1 TOTAL DE MEDALLAS - ORO = 328- PLATA = 327- BRONCE = 393TOTAL = 1048[EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×