Juegos arrancan con quejas por falta de infraestructura

Problemas de infraestructura en las sedes y los embotellamientos de tráfico sacan de las casillas a los espectadores en los primeros dos días de competencias de los Juegos Panamericanos.
Problemas de infraestructura en las sedes y los embotellamientos de tráfico sacan de las casillas a los espectadores en los primeros dos días de competencias de los Juegos Panamericanos.
 Problemas de infraestructura en las sedes y los embotellamientos de tráfico sacan de las casillas a los espectadores en los primeros dos días de competencias de los Juegos Panamericanos.

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Julio de 2007

  • Las dificultades para adquirir comida y encontrar baños dentro de las sedes provocaron una espontánea protesta

Problemas de infraestructura en las sedes y los embotellamientos de tráfico sacan de las casillas a los espectadores en los primeros dos días de competencias de los Juegos Panamericanos.

Las dificultades para adquirir comida y encontrar baños dentro de las sedes provocaron el viernes una espontánea protesta de unos 100 espectadores contra la organización.

"¡Queremos comer! ¡Queremos comer!", coreó el grupo en el complejo Ríocentro tras un partido de balonmano femenino entre Brasil y México.

Todos los puestos de venta de comida estaban cerrados y los aficionados trataron de irrumpir a la adyacente zona de prensa para comprar alimentos.

"Me parece lo más ridículo", dijo Vania Almeida, una aficionada de 21 años. "¿Cómo pueden estar cerrados? No hay puestos suficientes para comenzar y los pocos que hay están todos cerrados. No se nos puede tratar así. Pagamos nuestra entrada".

Además, los dos únicos baños en el gimnasio fueron reservados para los invitados especiales, lo que forzó a los espectadores buscar otros en zonas próxima del complejo utilizado normalmente para convenciones y ferias.

Ni siquiera los empleados de los puestos de exhibición de los patrocinadores en el Ríocentro se pudieron salvar de las incomodidades.

"Tenemos que cambiar hora y media para conseguir comida o ir al baño", dijo Juliana Braga, empleada de la empresa electrónica Samsung, uno de los patrocinadores oficiales de los Juegos.

"Estamos trabajado para solucionar el problema", dijo Marcelo Fefer, el encargado del centro de prensa de Ríocentro.

Problemas similares acaecieron el jueves en el recién construido Estadio Joao Havelange, cuyo costo habría superado los 211 millones de dólares.

Aunque apenas 5.000 aficionados acudieron a los partidos del futbol femenino en el estadio con capacidad para 45.000, los mismos tuvieron que lidiar primeros con los embotellamientos de tráfico y luego demorar dos horas haciendo cola para comprar una entrada.

Los puestos de venta de comida abrieron después del inicio de los partidos, mientras que los anaqueles de las tiendas con productos oficiales estaban vacíos.

La ceremonia de inauguración estaba prevista para la tarde del viernes, pero los torneos de futbol y balonmano femenino arrancaron con antelación.

También se esperaban protestas en Río por parte del Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra por el elevado monto de dinero invertido en la organización de los Juegos.

[AP][foto: C.Palma/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×