El dentista argentino tirador: cuestión de pulso

Manipular con un torno la boca de un paciente es una cuestión de pulso. También disparar con escopeta a platos que se elevan a un velocidad de entre 100 y 120 kilómetros por hora.
 Manipular con un torno la boca de un paciente es una cuestión de pulso. También disparar con escopeta a platos que se elevan a un velocidad de entre 100 y 120 kilómetros por hora.

MEDIOTIEMPO | Agencias17 de Julio de 2007

  • Tiene un pulso fenomenal porque maneja a la perfección el torno y la escopeta

Manipular con un torno la boca de un paciente es una cuestión de pulso. También disparar con escopeta a platos que se elevan a un velocidad de entre 100 y 120 kilómetros por hora.

El argentino Juan Carlos Dasque, de 55 años, tiene un pulso fenomenal porque maneja a la perfección el torno y la escopeta.

Ambos forman parte de su vida profesional y deportiva, ya que lo que ingresa por aliviar el dolor de los pacientes con problemas de boca le vale para financiar su pasión por el tiro al plato.

Su afición a este deporte encontró el premio mayor de su carrera: el oro en fosa olímpica de los Panamericanos de Río de Janeiro y la clasificación para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el sueño de cualquier atleta.

El pulso no le tembló a la hora de imponerse al estadounidense Bret Erickson, plata, y al canadiense Giuseppe di Salvatore, bronce, y batir, con 138 puntos, el récord Panamericano en la prueba celebrada el lunes en el Círculo Militar Deodoro.

Seguramente tampoco le tembló en su consulta cuando tuvo que manejar el torno todas las veces que fueron necesarias a fin de reunir el dinero suficiente para afrontar los gastos que exige su deporte preferido.

"No tengo patrocinador y es todo por mi cuenta", dijo Dasque, aficionado a esta disciplina desde los 9 años cuando su padre comenzó a llevarle al Tiro Federal para acompañarle en las prácticas de puntería.

Este odontólogo y tirador lleva 20 años compitiendo internacionalmente -debutó en 1987 en el Campeonato del Mundo de Valencia (Venezuela)- y en Río cumple sus terceros Panamericanos después de los de 1995 y 2003, en los que no logró medallas.

Primero en el ranking nacional argentino en fosa olímpica, Dasque sacó una ventaja de siete platos a sus competidores en las pruebas de acceso a Río de Janeiro 2007 y voló hacia la ciudad brasileña con la esperanza de hacer un buen papel.

"Decir que voy a ganar me parece una soberbia", dijo en vísperas de su viaje a Río, consciente de que su preparación no había sido lo completa que hubiera querido debido a la falta de apoyo.

"Lo máxime que gané fueron mil platos para entrenar antes de venir para Río. Seguramente será difícil entrenar para los Juegos Olímpicos de esta manera", añadió a "deportes.gov.ar", la página web de la Secretaría de Deporte argentina.

[EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×