Argentino Fernández: de dormir en un auto abandonado al Oro Panamericano

Si alguien en el deporte argentino sabe lo que significa remar contra la corriente, ése es Santiago Fernández, ganador hoy de la tercera medalla de oro para su país en los Panamericanos ';07.
Si alguien en el deporte argentino sabe lo que significa remar contra la corriente, ése es Santiago Fernández, ganador hoy de la tercera medalla de oro para su país en los Panamericanos '07.
 Si alguien en el deporte argentino sabe lo que significa remar contra la corriente, ése es Santiago Fernández, ganador hoy de la tercera medalla de oro para su país en los Panamericanos '07.

MEDIOTIEMPO | Agencias17 de Julio de 2007

  • Los resultados pueden ser calificados de milagrosos

Si alguien en el deporte argentino sabe lo que significa remar contra la corriente, ése es Santiago Fernández, ganador hoy de la tercera medalla de oro para su país en los Panamericanos ';07.

Pero no sólo por su condición de remero sino por los obstáculos que ha debido superar por los inacabables problemas que afronta hace casi un año esta disciplina en Argentina.

El principal conflicto se originó en los últimos Juegos Deportivos Sudamericanos (ODESUR), celebrados en Buenos Aires en Noviembre pasado, cuando los principales remeros del país, con él a la cabeza, exigieron la renuncia del Presidente de la Asociación Argentina, Ricardo Mingramm, y del entonces entrenador de la Selección, Raúl Abadie.

Abadie fue desplazado y en su lugar se nombró a Sergio Fernández, pero los dirigentes, muchos de ellos cuestionados y cuyo promedio de edad está entre los 65 y 70 años, permanecieron en sus puestos.

A esta situación le siguió el robo de cronómetros y equipos de transmisión durante un selectivo, en un hecho adjudicado a "gente del remo que quiere perjudicar a la Selección", según sostuvo el nuevo entrenador.

El colmo del despropósito ocurrió en Mayo, cuando Santiago Fernández debió dormir en un auto abandonado en la calle y soportando un intenso frío debido a que los dirigentes no le habían reservado alojamiento en un hotel de Linz (Austria), adonde había viajado para participar en la primera etapa de la Copa del Mundo.

La principal figura del remo argentino se volcó en esta disciplina en 1989 y paulatinamente logró imponerse sobre el resto gracias a su depurada técnica y potencia de brazos.

En 1994 ingresó en el equipo argentino y nunca lo abandonó: ganó dos preseas de plata en los ODESUR de Río de Janeiro 2002 y otra del mismo metal en los Panamericanos de Santo Domingo ';03.

En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, el "Pollo" fue cuarto pero estuvo a punto de subirse al podio en la modalidad de sculls individual, la misma que hoy le llevó a bañarse en Oro Panamericano, y en los últimos ODESUR de Buenos Aires se unió a su hermano Sebastián para ganar el primer puesto en la prueba doble par.

También se adjudicó en Octubre último la prueba Head off the Charles en la ciudad estadounidense de Boston tras derrotar al Campeón del Mundo Mahe Drysdale, de Nueva Zelanda.

"Sin dudas el de Atenas ha sido el mejor resultado de mi carrera, pero no me conformo y sueño con el oro en Pekín", asegura a quien quiera oírle.

A los 30 años, a Fernández nada le sorprende ya del remo argentino, que, por si fuera poco, llegó a Río de Janeiro con botes prestados por los clubes y en muchos casos que no se adecuan a las características de las pruebas.

Si a ello se le suman las lamentables condiciones del río en el que se entrenan en Buenos Aires los representantes argentinos, los resultados pueden ser calificados de milagrosos.

[EFE][foto: V.Straffon/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×