María del Rosario tuvo un ángel de la guarda

Haber solventado sin problemas los abucheos y el ambiente adverso en la Final de la categoría de más de 69 kilos no fue obra de la casualidad.
Haber solventado sin problemas los abucheos y el ambiente adverso en la Final de la categoría de más de 69 kilos no fue obra de la casualidad.
 Haber solventado sin problemas los abucheos y el ambiente adverso en la Final de la categoría de más de 69 kilos no fue obra de la casualidad.

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPO (Enviado)Río de Janeiro, Brasil, 17 de Julio de 2007

  • Ganó con punto de oro

Haber solventado sin problemas los abucheos y el ambiente adverso en la Final de la categoría de más de 69 kilos no fue obra de la casualidad. La mexicana María del Rosario Espinosa tuvo un plan que le resultó infalible para terminar el combate donde derrotó a la brasileña Natalia Silva, pese a que se disputó en el pabellón cuatro del complejo deportivo Ríocentro, al que asistieron casi mil brasileños. La sinaloense echó mano de un "ángel de la guarda", que fue la ex taekwondoín Mónica del Real, quien simplemente le compartió una experiencia similar a la que vivió esta tarde María del Rosario. Y es que en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata en 1995, a Del Real le tocó enfrentar a la Final a una peleadora de Argentina, lo que hizo doblemente complejo el combate. "Fue algo muy bonito para mí, porque en una plática con mi entrenador, le dije que una de mis ídolas era Mónica (del Real) y me contó de cuando ella estuvo en Argentina le tocó contra una argentina, pero ella (los gritos) los convertía a México y eso fue lo que pasó ahora conmigo, ahora en lugar de escuchar Brasil escuché México y los abucheos eran para ella y no para mí", mencionó Espinosa al finalizar la pelea y mientras a sus espaldas, la brasileña Natalia Silva no podía contener las lágrimas que le impidieron dar declaraciones a los medios de comunicación locales. Aunque ya la había derrotado hace unos meses en el Mundial de la especialidad, María del Rosario consideró que este combate ante Natalia fue muy distinto, debido a la localía. Sin embargo, dijo que una vez dentro del tatami, los gritos pasan a segundo término. "Lo más difícil fue que ella estaba en casa y la gente ayuda mucho, pero hay que tener mucho corazón para salir con esto."Dentro del escenario no se escucha nada, solamente te concentra en la pelea, ahora sí que la brasileña contra México y están dos cuerpos nada más", dijo. Pese a que María estuvo abajo en el marcador casi durante los tres rounds, segundos antes del final de la pelea logró el empate, con lo que se fue a eliminación por punto de oro."Planteamos una estrategia muy chiquitita, dijimos ahora sí con mucho corazón y que Dios nos bendiga en el punto de oro porque se le complica mucho a los jueces", añadió. Uno de los elementos en contra fue la presión que le generó el llegar como Campeona del Mundo a estos Juegos Panamericanos, admitió la sinaloense, presión que se incrementó sobre todo en el primer combate ante la canadiense Dasha Peregoudova. Casi ninguno de los medallista han querido comentar en qué piensan invertir los cuatrocientos mil pesos que recibirán por su Medalla de Oro, sin embargo, María ya le tiene un destino a ese dinero. "Eso es lo último que pasa por la menta, pero ahora que lo recuerdo yo creo que será una parte para mi familia y otra parte para mis estudios, eso es más o menos lo que pienso hacer", concluyó.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×