Afirman que deporte profesional está contaminado sin remedio

El nuevo caso de dopaje en el Tour de Francia demuestra que el deporte profesional está contaminado sin remedio, comentó hoy el diario alemán Suddeutsche Zeitung.
El nuevo caso de dopaje en el Tour de Francia demuestra que el deporte profesional está contaminado sin remedio, comentó hoy el diario alemán Suddeutsche Zeitung.
 El nuevo caso de dopaje en el Tour de Francia demuestra que el deporte profesional está contaminado sin remedio, comentó hoy el diario alemán Suddeutsche Zeitung.

MEDIOTIEMPO | Agencias19 de Julio de 2007

  • "Muchos aficionados siguen creyendo en el deporte"

El nuevo caso de dopaje en el Tour de Francia demuestra que el deporte profesional está contaminado sin remedio, comentó hoy el diario alemán Suddeutsche Zeitung.

Según el rotativo, lo único espectacular en el caso del ciclista alemán Patrik Sinknewitz, quien dio positivo en un examen de testosterona, es que pertenece al equipo T-Mobil, que se había puesto como meta luchar por un deporte limpio.

Sin embargo, aseveró que esa firma patrocinadora ya ha fracasado en ese intento en varias ocasiones.

Las televisoras públicas alemanas ARD y ZDF asumieron las consecuencias y suspendieron la emisión de la ronda ciclista francesa.

Un consuelo para los aficionados alemanes es que las emisoras privadas continuarán transmitiendo el Tour de Francia.

Por lo tanto, ese deporte se emitirá en los canales televisivos a los que pertenece, en aquellos que presentan lucha en lodo y carreras de coches todo terreno, señaló el periódico.

La dimisión de las televisoras públicas alemanas y el eventual retiro de patrocinadores muestra un consenso base, y es que el dopaje es inaceptable, porque representa una estafa frente a los clientes, subrayó.

Dicho juicio -señaló- se basa en argumentos económicos, pues el público paga mediante sus impuestos las cuotas de televisión, las entradas y otros productos para ver un deporte representado por "bribones".

El Suddeutsche Zeitung sostuvo que a pesar de que los aficionados y los funcionarios deportivos no deseen ver esa realidad, así es.

Ellos argumentan que el deporte no puede ser mejor que la sociedad, donde también se busca fortaleza mediante píldoras, alcohol o tabaco.

De acuerdo con el rotativo, muchos aficionados continúan creyendo en el deporte, y creen en la "absurda idea" de que al permitir el consumo de anabólicos se ofrecen las mismas oportunidades a todos los atletas.

"Si todos se dopan, entonces por qué castigar a los deportistas", se preguntan algunos. La respuesta la ofrece el mismo mercado. "Se trata de deporte profesional, del valor económico del rendimiento corporal", resaltó el matutino.

Apuntó que, no obstante, en el deporte profesional el dopaje es casi una obligación del sistema, es un espectáculo que pertenece a la industria del entretenimiento. "Aquí se deben consumir anabólicos para pertenecer a él", concluyó el diario.

[ntx][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×