Abre sus puertas Salón de la Fama de NFL para recibir a clase 2007

La clase 2007 de la NFL está a unas horas de ingresar al Salón de la Fama, en la tradicional ceremonia que como ya es costumbre da prácticamente el banderazo a las actividades del futbol americano...
 La clase 2007 de la NFL está a unas horas de ingresar al Salón de la Fama, en la tradicional ceremonia que como ya es costumbre da prácticamente el banderazo a las actividades del futbol americano profesional.

MEDIOTIEMPO | Agencias3 de Agosto de 2007

  • Da prácticamente el banderazo a las actividades

La clase 2007 de la NFL está a unas horas de ingresar al Salón de la Fama, en la tradicional ceremonia que como ya es costumbre da prácticamente el banderazo a las actividades del futbol americano profesional.

El "Recinto de los Inmortales" ya espera la llegada de Michael Irwin, Gene Hickerson, Bruce Matthews, Charlie Sanders, Thurman Thomas y Roger Wehrli, quienes se unirán este sábado a las leyendas de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

Cada uno de estos hombres están a unas horas de ponerse el clásico saco color hueso, para después develar el busto en su honor, tras una brillante trayectoria deportiva.

Michael Irwin, quien dejó una huella imborrable con los Vaqueros de Dallas al conformar uno de los tridentes ofensivos más explosivos en la historia de la NFL, al lado de Troy Aikman y Emitt Smith, para ganar tres Súper Tazones en la década de los 90.

Seleccionado todavía por el maestro Tom Landry en 1988 se mantuvo en activo de 1988 a 1999, acumuló 11 mil 904 yardas en su brillante carrera, y atrapó 65 pases para touchdown, la gran mayoría de la mano de Troy Aikman.

Gene Hickerson, tacle que conformó en los Cafés de Cleveland una de las líneas ofensivas más poderosas y que por años abrió enormes huecos para que corriera el más grande de todos los tiempos, Jim Brown, jugó de 1958 a 1973, siempre a un gran nivel.

Por su parte, Bruce Matthews, quien llegó en 1983 con los Petroleros de Houston, para después defender los colores de Titanes de Tennessee, jugó todas las posiciones en la línea frontal y se retiró como uno de los más grandes en el 2001.

Charlie Sanders revolucionó la posición de ala cerrada cuando arribó a la NFL con los Leones de Detroit en 1968, y causó un impacto inmediato al ser el mejor receptor del conjunto felino, en una época donde los jugadores de su posición pocas veces salían para recibir pases y eran utilizados la mayor parte del tiempo como bloqueadores.

A su vez, Roger Werhli fue por años un referente con los Cardenales que en aquél entonces jugaban en San Luis, como uno de los esquineros más golpeadores y con mayor habilidad para interceptar pases en la Liga.

Formó parte de aquél equipo que tuvo como entrenador en jefe a Don Coryell, conocido en 1975 como los "cardiacos" por ganar siempre de forma dramática sus encuentros.

Thurman Thomas le dio a la afición de los Bills de Buffalo grandes satisfacciones, jugó de 1988 a 1999 a un nivel comparado al legendario O.J. Simpson, siempre al lado de Jim Kelly, con quien compartió grandes triunfos.

Entre estos se recuerda la voltereta en el Juego de Comodines de 1992, donde derrotaron a Houston 42-38, después de ir abajo en la primera mitad por más de 30 puntos, además de conseguir cuatro títulos de la Conferencia Americana, aunque también sufrió con los Bills al perder cuatro Súper Tazones de manera consecutiva.

El tradicional partido que celebra la entronización de los nuevos miembros del recinto de los inmortales, se llevará a cabo el domingo a las 19:00 horas (tiempo del centro de México), entre los Santos de Nueva Orleáns y los Acereros de Pittsburgh.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×