A punto de desaperecer el legendario Orange Bowl

El legendario estadio Orange Bowl, uno de los símbolos de esta metrópoli, está a punto de desaparecer luego de que sus únicos residentes, los Huracanes de la Universidad de Miami, anunciaron su...
El legendario estadio Orange Bowl, uno de los símbolos de esta metrópoli, está a punto de desaparecer luego de que sus únicos residentes, los Huracanes de la Universidad de Miami, anunciaron su mudanza en el 2008 al Dolphin Stadium.
 El legendario estadio Orange Bowl, uno de los símbolos de esta metrópoli, está a punto de desaparecer luego de que sus únicos residentes, los Huracanes de la Universidad de Miami, anunciaron su mudanza en el 2008 al Dolphin Stadium.

MEDIOTIEMPO | Agencias22 de Agosto de 2007

  • Fue refugio de cubanos en el "Puente del Mariel"

El legendario estadio Orange Bowl, uno de los símbolos de esta metrópoli, está a punto de desaparecer luego de que sus únicos residentes, los Huracanes de la Universidad de Miami, anunciaron su mudanza en el 2008 al Dolphin Stadium.

Los Huracanes del futbol americano colegial arrendaban el añejo inmueble del barrio de "La Pequeña Habana" desde hace 70 años y ahora con su salida las autoridades locales planean en ese terreno la construcción de un nuevo estadio de beisbol para los Marlines de las Grandes Ligas.

El futuro del histórico estadio que albergó además a los Delfines de Miami, cinco Supertazones de la Liga Nacional de Futbol (NFL), juegos de Brasil y Colombia y fue refugio de cubanos en el "Puente del Mariel", queda indeciso, en las manos de funcionarios de la ciudad.

Pete Hernández, administrador de la ciudad de Miami, declaró que se cierra un importante capítulo en la historia de Miami. "Ahora podemos mirar hacia el futuro y estudiar la posibilidad de desarrollar la zona"".

Las autoridades de la Universidad de Miami decidieron mudarse a un estadio más moderno y firmaron un contrato de arrendamiento por 25 años en el estadio Dolphin que además recibe renovaciones por 300 millones de dólares.

Mientras que con la decisión la ciudad de Miami se ahorró 200 millones de dólares en fondos públicos con los cuales tenía planificado remodelar el Orange Bowl y que ahora podrá usar para pagar sus deudas, según funcionarios.

El Orange Bowl con capacidad para 72 mil personas abrió en 1937 y fue construido a un precio de 340 mil dólares y entonces se llamaba Burdine Stadium, nombrado por Ruddy Burdine de la cadena de tiendas.

El escenario albergó el primer campenato nacional de los Huaracanes en 1984 contra Nebraska y cinco Supertazones de la NFL en 1968, 1969, 1971, 1976 y 1979.

Incluidos los juegos de senacionales Finales entre Acereros de Pittsburgh y Vaqueros de Dallas en los Supertazones X en 1976 y XIII en 1979, en los que Dallas cayó 21-17 y 35-31, en forma respectiva.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×