En esta disciplina no hay milagros, el éxito se alcanza con trabajo: Kramnik

El Campeón Mundial de ajedrez, el ruso Vladimir Kramnik, aseguró que en este deporte no existen los milagros, pues para alcanzar el éxito se debe trabajar con constancia durante mucho tiempo.
El Campeón Mundial de ajedrez, el ruso Vladimir Kramnik, aseguró que en este deporte no existen los milagros, pues para alcanzar el éxito se debe trabajar con constancia durante mucho tiempo.
 El Campeón Mundial de ajedrez, el ruso Vladimir Kramnik, aseguró que en este deporte no existen los milagros, pues para alcanzar el éxito se debe trabajar con constancia durante mucho tiempo.

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Septiembre de 2007

  • El nivel competitivo que habrá en México es el más alto de toda la historia de este deporte

El Campeón Mundial de ajedrez, el ruso Vladimir Kramnik, aseguró que en este deporte no existen los milagros, pues para alcanzar el éxito se debe trabajar con constancia durante mucho tiempo.

Kramnik, décimo cuarto campeón mundial en la historia de este deporte, destacó que como consecuencia de los buenos resultados internacionales se ha logrado conseguir que Gobierno e iniciativa privada inviertan capital en el desarrollo de esta disciplina.

Acotó que si bien a lo largo de 80 años los representantes de su país dominaron la escena internacional, "actualmente hay jugadores de otros países como India y China, por mencionar sólo algunos que han mejorado notablemente y confío que por varios años más conservaremos la supremacía del ajedrez".

Para Vladimir Kramnik, de 32 años, el nivel competitivo que habrá en el Campeonato Mundial México 2007 a partir del próximo jueves en un hotel del Centro Histórico de la capital mexicana, es el más alto de toda la historia de este deporte.

"El torneo que se celebrará aquí es superior incluso al célebre Torneo de Linares, al que van los mejores jugadores del mundo, pero éste es mucho más significativo todavía por la calidad de sus participantes".

Apuntó que consideraba un honor participar en una competencia de estas características "pues desde hace ya un largo tiempo no he intervenido en un torneo que cuente con el nivel que tendrá éste y que podría catalogarse elite".

Coincidió con el indio Viswanathan Anand en el sentido de que las computadoras e Internet han ayudado notablemente para la promoción y el desarrollo del ajedrez por todo el mundo, "pues para jugar ajedrez no se necesita mucho talento, pero sí conocimientos básicos del juego".

Añadió que ahora con las computadoras el desarrollo de los jugadores es mucho más acelerado, lo que ha permitido a jugadores talentosos tener un crecimiento y avance notable en lapsos más breves de tiempo, para después poder colocarse en la elite del llamado "deporte ciencia".

Vladimir Kramnik mencionó que, a la par del desarrollo tecnológico, también vino un cambio en la forma de jugar, "pues actualmente el entendimiento del juego es totalmente diferente al que se tenía hasta hace unos años, pero en el fondo éste sigue siendo el mismo".

Comentó que en la actualidad, el ser humano todavía es capaz de vencer en una partida a una computadora, "pero creo que entre cinco o siete años más eso ya no será posible", y recordó que en el 2006 perdió por 4-2 la serie que sostuvo en Bonn, Alemania contra la súper computadora "Deep Fritz".

Destacó el hecho de que la ventaja con la que contará el ser humano será el desarrollo de una estrategia, en tanto que las máquinas lo que hacen, y a profundidad, es calcular las posibilidades, y destacó que "Deep Fritz" puede llegar a considerar 10 millones de movimientos por segundo.

Dijo que si bien el ser humano cuenta también con la intuición y con la habilidad de poder tender trampas al oponente, "con el paso del tiempo las computadoras se vuelven cada vez más fuertes y por desgracia para los seres humanos la evolución de las máquinas es mucho más acelerada".

Explicó que hasta hace unos pocos años para que un jugador pudiera adquirir el nivel de juego y la experiencia necesarios para aspirar a estar entre los mejores del mundo debía invertir entre 10 y 15 años, mientras en la actualidad ese mismo proceso se puede hacer en un máximo de siete.

El Campeón Mundial ruso dijo que esa es una de las razones por las que en la actualidad se observa una gran cantidad de jóvenes en los torneos, además de que el ajedrez es una modalidad muy competitiva, "pues es mucho más que ver a dos personas moviendo sus piezas, ya que detrás de cada una de ellas hay una gran preparación".

Recalcó que es esta preparación se busca estar bien en el aspecto físico y alcanzar una buena reserva de energía, que ayude a mantener la concentración en partidas que llegan a tener una duración de hasta siete horas.

Vladimir Kramnik indicó que para el Campeonato Mundial de Ajedrez México 2007, que repartirá un millón 300 mil dólares en premios, no varió mucho su programa de preparación con relación al de otros compromisos internacionales en los que ha participado, el cual le ha traído grandes beneficios.

El jugador ruso, nacido en la ciudad de Tuapese, a las orillas del Mar Negro, recordó que el primer libro que tuvo en sus manos fue uno sobre las mejores partidas del que fuera campeón mundial y compatriota Anatoli Karpov, el cual influyó en su estilo de juego.

Según los especialistas, el estilo de Kramnik es posicional, bastante conservador, que sin embargo le reporta grandes y frecuentes victorias, especialmente con las piezas blancas. Continúa la escuela de Capablanca, Smyslov o Karpov, entre otros campeones mundiales.

Desde niño, Vladimir Kramnik estudió ajedrez en la escuela de Mikhail Botvinnik y su primer gran resultado fue la medalla de oro en la Olimpiada de Ajedrez de Manila, Filipinas en 1992, cuando contaba con 17 años de edad.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×