Belichick guarda silencio el día después de castigo por espiar

El entrenador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, se salvó de una suspensión por usar una cámara de video para espiar a sus rivales, aunque la NFL le impuso una multa de medio...
El entrenador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, se salvó de una suspensión por usar una cámara de video para espiar a sus rivales, aunque la NFL le impuso una multa de medio millón de dólares.
 El entrenador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, se salvó de una suspensión por usar una cámara de video para espiar a sus rivales, aunque la NFL le impuso una multa de medio millón de dólares.

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Septiembre de 2007

  • Fue la multa más grande para un entrenador en la historia de la NFL

El entrenador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, se salvó de una suspensión por usar una cámara de video para espiar a sus rivales, aunque la NFL le impuso una multa de medio millón de dólares.

Además, el Comisionado de la Liga, Roger Goodell, decidió el jueves por la noche imponerle una multa de 250.000 dólares al equipo, y quitarle al menos una selección en el próximo "draft".

Fue la multa más grande para un entrenador en la historia de la NFL, y la primera vez que la Liga le quita una selección de primera ronda a un equipo. Pero Belichick dirigirá al equipo el domingo por la noche cuando los Patriots enfrenten a los Chargers de San Diego.

Belichick fue bombardeado con preguntas sobre el escándalo el viernes por la noche, cuando el entrenador lucía perplejo por los intentos de los periodistas de que abundara más sobre sus expresiones anteriores en las que aceptó "toda la responsabilidad por las acciones" que desembocaron en el castigo.

"Se acabó, y vamos a seguir hacia adelante", dijo. "Toda mi energía y concentración y atención están en los Chargers de San Diego y ese partido".

Belichick sí reconoció que cambiará la política de grabar videos del equipo. El asistente de video de los Patriotas, Matt Estrella, cuya cámara fue confiscada mientras estaba en el lado de la cancha de los Jets de Nueva York, ya no estará en el terreno.

Goodell encontró al equipo culpable de usar una grabación de video para intentar robar las señales de los Jets durante el partido del domingo. Determinó que Nueva Inglaterra perderá su selección de primera ronda en el próximo "draft" si llega a los Playoffs, y las selecciones de segunda y tercera ronda si no lo hace.

El Comisionado dijo que ponderó suspender a Belichick, pero no lo hizo al considerar que las sanciones que aplicó son más significativas y con un efecto perdurable, "por lo tanto más efectivas que una suspensión".

Tanto la NFL como Belichick destacaron que la cámara fue confiscada antes del final del primer parcial, y que no influyó en el resultado del partido, que los Patriotas ganaron por 38-14.

Según el comunicado de la NFL, Goodell cree que el dueño Robert Kraft no estaba al tanto del proceder de Belichick.

Pero indicó que el Comisionado consideró que las sanciones se sustentan porque el entrenador tiene "control sustancial sobre todos los aspectos de operación" del equipo.

Los entrenadores de la Liga siempre han sospechado de espionaje por parte de los rivales. Algunos, como Mike Holmgren de Seattle y Andy Reid de Filadelfia, suele taparse la boca cuando dan las señales para una jugada desde el costado por temer que el oponente tenga a expertos en leer labios para descifrar las mismas.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×