Disfrutan pilotos mexicanos un día en Sea World rodeados de delfines

Los pilotos mexicanos David Díaz y Mario Domínguez, que competirán el próximo domingo aquí en las Indy Lexmark 300, penúltima fecha de la Serie Champ Car, se convirtieron hoy por algunos minutos...
Los pilotos mexicanos David Díaz y Mario Domínguez, que competirán el próximo domingo aquí en las Indy Lexmark 300, penúltima fecha de la Serie Champ Car, se convirtieron hoy por algunos minutos en tritones al disfrutar un encuentro con delfines en un día
 Los pilotos mexicanos David Díaz y Mario Domínguez, que competirán el próximo domingo aquí en las Indy Lexmark 300, penúltima fecha de la Serie Champ Car, se convirtieron hoy por algunos minutos en tritones al disfrutar un encuentro con delfines en un día

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Octubre de 2007

  • "Ha sido una experiencia completamente diferente"

Los pilotos mexicanos David Díaz y Mario Domínguez, que competirán el próximo domingo aquí en las Indy Lexmark 300, penúltima fecha de la Serie Champ Car, se convirtieron hoy por algunos minutos en tritones al disfrutar un encuentro con delfines en un día de diversión.

Díaz y Domínguez decidieron romper un poco con el estrés y visitaron las instalaciones de Mundo Marino (Sea World), donde convivieron con los delfines de este parque acuático conocido mundialmente.

Los dos pilotos mexicanos dejaron el nomex y se pusieron trajes de neopreno para poder estar junto a estos inteligentes animales que deleitan a miles de visitantes con sus acrobacias y destrezas.

"Roxy", la delfín nariz de botella de 24 años de edad, fue la que estuvo todo el tiempo con Díaz y Domínguez, quienes recibieron instrucciones de la entrenadora del parque acuático, quien les enseñó las señales con que el mamífero marino realiza sus suertes.

Primero ambos pilotos, ya dentro del agua, acariciaron a "Roxy" para que los conociera, mientras escuchaban atentos la explicación de su adiestradora.

Tras los saludos, vino el momento en que Mario (Domínguez), realizó la primer señal, y rápidamente "Roxy" respondió realizando un espectacular salto que todos los presentes aplaudieron para beneplácito de la delfín, que regresó para recibir de premio un suculento pez.

David Díaz no se quedó atrás y le indicó al inteligente animal que hiciera una pirueta a toda velocidad, para responder de la misma forma tras el acrobático salto.

Al final de la actividad, los pilotos mexicanos coincidieron que estos momentos los aprovechan al máximo para relajarse un poco de la presión que se vive días antes de una carrera.

"Siempre gozo estos instantes, particularmente aquí en Australia, esta es la segunda ocasión que convivo con delfines y en verdad son unos animales que relajan y dan mucha energía positiva, creo que tienen algo en común con nosotros los pilotos, pues viven la adrenalina al máximo cuando realizan sus acrobacias", dijo Domínguez.

Por su parte Díaz, quien se mostró por momentos precavido, comentó que fue una gran experiencia, pues nunca había estado tan cerca de un delfín, lo gozó mucho y espera que algún día se repita este momento.

"Ha sido una experiencia completamente diferente, por momentos me sentí nervioso, pues son animales salvajes y aunque están bien entrenados nunca sabes lo que pueda suceder, afortunadamente la entrenadora da mucha confianza".

Al final, de forma simpática "Roxy" nadó de lado y mostró su aleda izquierda, agitándola para despedirse de sus nuevos amigos, Mario Domínguez y David Díaz, quienes esperan en un futuro volver a estar con la delfín.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×