Beijing reafirma su compromiso con la ';Olimpiada Verde';

El brillante cielo azul que disfrutó Beijing en los últimos días ha sido interpretado erróneamente por algunos periodistas extranjeros como resultado de la intervención gubernamental para limpiar...
 El brillante cielo azul que disfrutó Beijing en los últimos días ha sido interpretado erróneamente por algunos periodistas extranjeros como resultado de la intervención gubernamental para limpiar la imagen de la ciudad durante el XVII Congreso Nacional de

MEDIOTIEMPO | Agencias20 de Octubre de 2007

  • En 2006, Beijing registró 240 "días de cielo azul"

El brillante cielo azul que disfrutó Beijing en los últimos días ha sido interpretado erróneamente por algunos periodistas extranjeros como resultado de la intervención gubernamental para limpiar la imagen de la ciudad durante el XVII Congreso Nacional del Partido Comunista de China.

El Teniente Alcalde de Beijing, Liu Jingmin, Delegado del Congreso, indicó en rueda de prensa que, en realidad, fue el viento del norte el que limpió el cielo de la ciudad que albergará los Juegos Olímpicos de 2008. "Sinceramente, no tomamos ninguna medida. Es la propia meteorología la que actuó", afirmó Liu.

Sin embargo, una mirada más amplia a la calidad del aire en la capital china muestra una mejora explícita. En 2006, Beijing registró 240 "días de cielo azul", como son conocidos los días con una buena calidad del aire, cifra que supone un incremento de 64 días con respecto a 2005.

En Septiembre los "días de cielo azul" fueron 25, estableciendo la mejor cifra de los últimos siete años, según indican los últimos datos facilitados por las autoridades ambientales locales.

Liu, quien ocupa también la Vicepresidencia del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos, indicó que Beijing logrará materializar su promesa de celebrar una "Olimpiada Verde", no sólo con la mejora del entorno de la ciudad, sino también con la adopción de una aproximación respetuosa con el medio ambiente en la gestión de la capital.

En primer lugar, el Gobierno local ha demandado a los residentes locales una mayor utilización del transporte público, reduciendo al mismo tiempo el coste de los billetes de metro y autobús, con el objetivo de reducir la contaminación procedente del parque automovilístico de la ciudad.

Asimismo, quienes poseen un vehículo a motor han visto elevada su carga tributaria desde el 1 de Octubre, con impuestos que oscilan entre los 200 y los 600 yuanes (26,7 y 80 dólares EUA) anuales, cifra que duplica las cargas aplicadas anteriormente.

De acuerdo con Liu, las energías renovables han sido ampliamente utilizadas en los proyectos de contrucción con vistas a los Juegos Olímpicos. Como ejemplo señaló que los residentes en la Villa Olímpica contarán con instalaciones de refrigeración y calefacción alimentadas por la energía procedente de una planta de tratamiento de residuos cercana.

De igual modo, en las instalaciones donde tendrán lugar las competiciones se utilizará tecnología fotovoltáica, mientras que la primera central eólica de la ciudad ha sido establecida al norte de la capital.

Liu recordó asimismo que el Comité Olímpico Internacional realizará inspecciones regulares para comprobar el cumplimiento del compromiso con la "Olimpiada Verde".

En los últimos años la capital china ha desplazado a 167 industrias contaminantes a los suburbios o áreas alejadas de la ciudad. De forma paralela las instalaciones han introducido innovaciones tecnológicas, indicó Liu.

La ciudad contaba con 16.000 calderas de carbón que generaban una considerable cantidad de polvo y monóxido de carbono. En la actualidad 15.000 de ellas han introducido nuevas tecnologías para la utilización de energías limpias.

Liu subrayó que incluso los restaurantes, hoteles y patrocinadores de los Juegos han tenido que sellar por escrito su compromiso con la protección del medio ambiente y la reducción del consumo de energía.

El Gobierno también ha alentado a los asistentes a las competiciones a utilizar el transporte público o desplazarse en bicicleta, mientras que la red de autobuses deberá cumplir con estrictos estándares ambientales.

Para solucionar la cuestión de la congestión del tráfico, la capital china está considerando la aplicación de restricciones a los conductores durante los Juegos, en los que los vehículos con matrículas pares e impares (excluyendo taxis, autobuses y vehículos de emergencias) deberán apagar sus motores en días alternativos.

De acuerdo con las autoridades locales, durante la aplicación en fase de prueba de este tipo de restricciones entre el 17 y el 20 de Agosto, 1,3 millones de vehículos fueron retirados de las avenidas de la ciudad cada día, permitiendo una reducción de la descarga de gases contaminantes de 5.815,2 toneladas.

[Xinhua][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×