Experimentarán con aparato que definirá la severidad de conmociones

El Centro Médico de la Universidad Rush está experimentando una herramienta nueva para determinar la severidad de una conmoción cerebral en un deportista de alto rendimiento.
 El Centro Médico de la Universidad Rush está experimentando una herramienta nueva para determinar la severidad de una conmoción cerebral en un deportista de alto rendimiento.

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Octubre de 2007

  • "Ayudará a ayudar a los deportistas"

El Centro Médico de la Universidad Rush está experimentando una herramienta nueva para determinar la severidad de una conmoción cerebral en un deportista de alto rendimiento.

El doctor Shaun Oleary, neurocirujano del centro, destacó que esta investigación permitirá determinar en que momento el atleta puede regresar a los deportes de contacto.

En su informe, publicado este jueves por la Universidad Rush, Oleary aseguró que en los Estados Unidos 3.8 millones de conmociones cerebrales relacionadas con el deporte ocurren cada año.

Una conmoción cerebral, explica, ocurre cuando el cerebro oscila violentamente dentro del cráneo debido a un golpe en la cabeza o el cuello, y puede ocurrir sin la pérdida de sentido.

Otros síntomas incluyen dolor de cabeza; náusea o vomito; problemas de equilibrio; visión doble o nublada; sensibilidad a la luz o al ruido; mareo; problemas de concentración o memoria; y cambios del comportamiento o de la personalidad.

El médico asegura que para el deportista que registra una conmoción cerebral el regresar al juego demasiado pronto puede tener consecuencias catastróficas.

"Además de que hay probabilidades de sufrir un segundo golpe a la cabeza, la recuperación de una conmoción cerebral inicial puede causar daño o muerte permanente de cerebro", dijo.

El aparato experimental denominado ImPACT permite que los médicos y entrenadores de un equipo recojan y almacenen datos del estado funcional neurocognitivo de los atletas.

La prueba automatizada permite tomar en 20 minutos los procesos cerebrales, la velocidad, memoria y habilidades motoras visuales.

"Si un atleta experimenta una conmoción cerebral durante el juego, lo reexaminan y los datos de la post conmoción cerebral se comparan a los datos anteriores", explicó el galeno.

Esta información ayuda a médicos y entrenadores de los deportistas a determinar el estado neurocognitivo de la post conmoción cerebral del jugador y cuándo es seguro que el jugador vuelva a los deportes activos.

De acuerdo con el especialista es difícil determinar el impacto de una conmoción cerebral suave, ya que los síntomas podían ser absolutamente sutiles e inadvertidos por el atleta así como por el personal médico del equipo.

En casos raros, las conmociones cerebrales pueden dar lugar a la hinchazón del cerebro, al daño permanente del mismo, e incluso a la muerte, lo que se denomina Segundo Síndrome del Impacto.

"Todas las conmociones son serias, pero frecuentemente los jugadores piensan que lo más correcto es mostrar fuerza y valor para regresar al juego lastimado. Algunos atletas no experimentan o divulgan síntomas hasta horas o días después de la lesión", contó.

El doctor Shaun Oleary es el primer consultor acreditado con la técnica ImPACT en Chicago.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×