O.J. Simpson va a juicio por robo de artículos deportivos

O.J. Simpson será juzgado por secuestro, robo a mano armada y otros cargos derivados de un presunto robo de artículos deportivos de colección, resolvió un Magistrado el miércoles.
 O.J. Simpson será juzgado por secuestro, robo a mano armada y otros cargos derivados de un presunto robo de artículos deportivos de colección, resolvió un Magistrado el miércoles.

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Noviembre de 2007

  • "Esto era lo que preveíamos", dijo Simpson

O.J. Simpson será juzgado por secuestro, robo a mano armada y otros cargos derivados de un presunto robo de artículos deportivos de colección, resolvió un Magistrado el miércoles.

El Magistrado Joe M. Bonaventure emitió su fallo tras escuchar a los defensores de Simpson y los otros acusados, Clarence "C.J." Stewart y Charles "Charlie" Ehrlich.

"Esto era lo que preveíamos", dijo Simpson después de conocido el fallo. "Si en algo estoy decepcionado, es que hubiese deseado la presencia de un jurado. Como siempre, confío en el sistema de jurados".

Bonaventure no desestimó ninguno de los 12 cargos.

La pena por secuestro puede llegar a prisión perpetua con la posibilidad de libertad condicional. El robo a mano armada contempla una pena obligatoria de prisión.

Los cargos derivan de un enfrentamiento en un cuarto de hotel el 13 de Septiembre, cuando Simpson y los otros presuntamente robaron objetos pertenecientes a vendedores de artículos deportivos de colección.

Simpson y los demás acusados no declararon en su propia defensa durante la audiencia preliminar.

Los Abogados de Stewart y Ehrlich presentaron múltiples argumentos para desestimar las acusaciones, incluyendo ataques a la credibilidad de los testigos de la Fiscalía.

El Fiscal Chris Owens disputó el asunto de la credibilidad sobre la base de que los testigos coincidieron en sus versiones y que había grabaciones, videos y fotografías que apoyan elementos del caso.

Previamente, el comerciante Alfred Beardsley, de 45 años, declaró que intentó dejarle en claro a un "irritado" O.J. Simpson en el cuarto de hotel que no le había robado nada al astro del futbol estadounidense.

Beardsley dijo que él y otro comerciante, Bruce Fromong, acordaron reunirse con un potencial comprador en un cuarto de hotel del que sólo les dijeron era un empresario de Las Vegas. Cuando la puerta se abrió un grupo de hombres entró, incluyendo a Simpson, dijo.

"Alguien gritó, "¡Policía!"", declaró Beardsley, de vez en cuando dándole a Simpson una mirada furtiva.

"Me ordenaron que me parara. Me registraron para ver si estaba armado", indicó.

Beardsley dijo que un hombre empujó a Fromong hasta una esquina a punta de pistola y que vio un arma más en la pretina de otro hombre del grupo. Unicamente reconoció a Simpson.

El Fiscal de Distrito del Condado de Clark, David Roger, le preguntó a Beardsley qué le dijo Simpson.

"Básicamente estaba un poco molesto", respondió el testigo. "Creo que se sintió violado y me dio un sermón".

Más tarde Beardsley agregó: "Intenté calmarlo porque sabía que él quería algunas respuestas. Podía verlo en su rostro. El quería que le explicara porqué estábamos allí con sus cosas".

Describió a Simpson como "irritado".

"Creo que estaba dolido porque sus pertenencias estaban ahí", opinó.

"¿Robó usted esa propiedad?", le preguntó el Fiscal.

"No", respondió el comerciante. "Quería dejarle en claro que yo no robé esa propiedad".

Indicó que le dijo a Simpson que obtuvo los artículos a través de un ex socio de Fromong, Mike Gilbert.

Beardsley declaró que le ordenaron que empacara las cosas, que estaban expuestas sobre la cama, y que el grupo después salió de la habitación. Entonces llamó al número de emergencias 911. [AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×