Mayweather acalla a críticos al liquidar a Hatton

Pese a que su favorito estaba en la lona, algunos seguidores del británico Ricky Hatton seguían agitando su cerveza y cantaban en favor del retador.
 Pese a que su favorito estaba en la lona, algunos seguidores del británico Ricky Hatton seguían agitando su cerveza y cantaban en favor del retador.

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Diciembre de 2007

  • "Yo mismo ya estoy harto de esa canción", indicó Hatton

Pese a que su favorito estaba en la lona, algunos seguidores del británico Ricky Hatton seguían agitando su cerveza y cantaban en favor del retador.

"Sólo hay un Ricky Hatton, un Ricky Hatton", entonaban algo desafinados al ritmo de la melodía navideña "Winter Wonderland".

El Campeón Floyd Mayweather hijo los escuchó, en parte porque escucha todo lo que ocurre alrededor del cuadrilátero.

Hatton también los oyó, pese a que en ese momento no estaba escuchando gran cosa. Un feroz gancho de izquierda de un boxeador que presuntamente no golpeaba fuerte inició su derrumbe y una cadena de golpes lo hizo caer fuera de combate por segunda y última vez el sábado por la noche.

Además, ya había recibido suficiente castigo.

"Yo mismo ya estoy harto de esa canción", indicó Hatton después de que pudo recuperarse un poco de la golpiza.

Habrá que darle crédito a Hatton por su honestidad, aunque en esta pelea las expectativas no fueron del todo honestas.

Prácticamente los únicos que pensaban que el diminuto camorrista de Manchester tenía oportunidad de ganarle al que muchos consideran el mejor boxeador kilo por kilo del mundo fueron unos cuantos miles de británicos que hicieron el viaje trasatlántico para beber, cantar y apoyar al boxeador de su país.

Todo parecía indicar que reinaría un buen espíritu deportivo hasta que los aficionados, muchos de ellos ebrios, se deshonraron a sí mismos y a su país al ahogar con silbidos y abucheos el himno nacional de Estados Unidos.

Los pocos aficionados de Mayweather entre los aproximadamente 16.000 fanáticos que atestaron la arena boxística instalada en el hotel de Las Vegas cantaron el himno nacional con la mayor fuerza que pudieron.

Sin embargo, quedó en manos de Mayweather lavar la afrenta.

En los primeros asaltos Hatton tuvo un éxito efímero con su estilo frenético y lanzado hacia el frente, pero no fue nada que Mayweather no hubiera visto en un cuadrilátero y no iba a permitir que el retador a su corona fuera el único en pelear sucio.

Ambos púgiles se lanzaron el uno contra el otro con puñetazos al rostro, codazos al cuello y cabezazos. Se agarraron, se enredaron y forcejearon pese a los esfuerzos del árbitro Joe Cortz, quien hizo todo lo humanamente posible para convertir este enfrentamiento casi callejero en un combate de boxeo, e incluso detuvo dos veces la pelea para amonestar a ambos púgiles.

Sin embargo, era la única manera que tenía Hatton para buscar la victoria. Su estilo lo había llevado a ganar sus 43 peleas anteriores y no estaba dispuesto a cambiarlo incluso ante el púgil que posee los mejores recursos defensivos que cualquier otro boxeador de su generación.

"Duro como clavos", dijo Mayweather sobre su rival. "Lo lastimé en un par de ocasiones y seguía viniendo de frente".

Mayweather acalló a los pocos críticos que aún lo fustigan al señalar que sólo había peleado defensivamente y que no le gustaba correr riesgos como para liquidar a un rival.

En su primera pelea desde su gran combate con Oscar de la Hoya, Mayweather hijo dio el tipo de actuación que se espera del mejor boxeador kilo por kilo del mundo.

Mayweather insinuó que se retiraría, tal como lo hace siempre después de un combate, pero pocos dudan que volverá para enfrentar a Shane Mosley o al puertorriqueño Miguel Cotto.

"¿Que me falta por demostrar? He vencido a muchos campeones, pues he derrotado a los camorristas y a los boxeadores. Y puedo vencerlos en su propio estilo y eso es lo que marca la diferencia. Dije que lo enfrentaría por dentro y lo hice. Sabía que él iba a pelear sucio y tuve que hacer lo mismo", indicó Mayweather.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×