Gay y Powell dividen honores

Tyson Gay tiene razones para celebrar la despedida del 2007: el estadounidense ganó tres medallas de oro en el mundial de Osaka y alcanzó el premio al mejor atleta del año.
 Tyson Gay tiene razones para celebrar la despedida del 2007: el estadounidense ganó tres medallas de oro en el mundial de Osaka y alcanzó el premio al mejor atleta del año.

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Diciembre de 2007

  • El atletismo siguió sin pasar del todo la negra página del dopaje

Tyson Gay tiene razones para celebrar la despedida del 2007: el estadounidense ganó tres medallas de oro en el mundial de Osaka y alcanzó el premio al mejor atleta del año.Pero el jamaiquino Asafa Powell también puede festejar, al imponer en Septiembre un nuevo récord mundial en los 100 metros que le salvó otra pálida campaña en los principales escenarios.Tras un mundial en Japón que estuvo huérfano de nuevos récords, Powell emergió nuevamente para fulminar su propia plusmarca al cronometrar 9.74 segundos en el Gran Premio de Rieti. El caribeño le rebanó tres centésimas a la marca de 9.77 que compartía con el estadounidense Justin Gatlin.Esos fueron dos de los capítulos sobresalientes en el año. Pero el atletismo siguió sin pasar del todo la negra página del dopaje y se estremeció cuando la velocista estadounidense Marion Jones se declaró culpable de mentirle hace cuatro años a las autoridades cuando testificó que nunca usó esteroides.El miércoles, el Comité Olímpico Internacional despojó formalmente a Jones de las cinco medallas que ganó en Sydney 2000, y borró oficialmente su nombre de todos los libros de récord.Algunos países pequeños como Panamá celebraron en grande su primera consagración mundial, con el oro alcanzado por el saltador Irving Saladino. Mientras que Ecuador y Cuba volvieron a subir a lo más alto del trono con el marchista Jefferson Pérez y la saltadora Yargelis Savigne, respectivamente.Esos fueron las tres preseas doradas de Latinoamérica en Osaka. Saladino atrapó el histórico oro en el salto largo en una competencia para el recuerdo, ya que pasó al primer puesto en el último salto, cuando el italiano Andrew Howe festejaba de antemano y luego tuvo que conformarse con la plata.El panameño, de 24 años, sigue pensando en grande y le apunta a los Juegos Olímpicos de Beijing, proclamando que se preparará con todas sus fuerzas para regalarle el primer oro olímpico a su país.Lo de Pérez es para quitarse el sombrero. El ecuatoriano, oro en las olimpiadas de Atlanta 1996, ganó en Osaka su tercer título mundial consecutivo en la marcha de los 20 kilómetros, tras su consagración en París 2003 y Helsinki 2005.Pérez, de 33 años, no ha descartado competir en Beijing, aunque le ha pedido a sus compatriotas que lo dejen en libertad de decidir su futuro.La cubana Savigne logró una resonante victoria en el salto triple con registro de 15,28 sobre la bicampeona mundial Tatyana Lebedeva.¿Y qué fue de la mexicana Ana Guevara y el dominicano Félix Sánchez, dos grandes animadores de la región? Guevara quedó cuarta en los 400, mientras que Sánchez fracasó en revalidar título, pero sumó plata en los 400 metros con vallas.Hasta hace poco, eran contados los que conocían al norteamericano Gay, quien junto con su compatriota Allyson Felix fueron los grandes animadores del mundial de Osaka.Gay le ganó el duelo a Powell en los 100 y luego sumó triunfos en los 200 y el relevo 4x100, con lo cual inscribió su nombre junto con Carl Lewis y Maurice Green como lo únicos hombres con tres títulos en el mismo campeonato.Felix ganó oro en los 200 y en ambos relevos, y Estados Unidos fue el campeón con un nuevo récord de 14 títulos, uno más que en Helsinki.Gay, empero, no pudo romper el récord de Powell, quien cruzó tercero en la final de los 100.Pero una semana después, el jamaiquino aprovechó la veloz pista de Rieti en Italia, siguió al pie de la letra los consejos de su entrenador y ejecutó a la perfección su técnica para eclipsar su propia marca mundial."Es una pista muy rápida, y me encanta", señaló el caribeño, premiado por la Federación Internacional de Atletismo por esa actuación. "Uno parece que estuviera saltando". En Rieti se han fijado siete récords mundiales.Powell y Gay pueden volver a verse las caras en Beijing.Otros pasajes brillantes en 2007 lo protagonizaron los fondistas etíopes Haile Gebrselassie y Meseret Defar, al imponer nuevos récords mundiales en el Maratón de Berlín y en los 5.000 metros al aire libre en Oslo, respectivamente. Defar, quien ganó el oro en esa distancia en Osaka, fue seleccionada como la mejor atleta mujer del año por la IAAF.Gebrselassie, dos veces campeón olímpico en los 10.000 metros, cronometró 2 horas, 4 minutos y 26 segundos, batiendo por 29 segundos la marca previa del keniano Paul Tergat.Además del ecuatoriano Pérez, varios atletas firmaron tricampeonatos sucesivos en Osaka: el etíope Kenenisa Bekele (10.000 metros), el bielorruso Ivan Tikhon (martillo) y la sueca Carolina Kluft (heptatlon).La rusa Yelena Isinbayeva no pudo alcanzar su récord mundial 21 en la prueba con pértiga, pero dio una demostración magistral para llevarse el título.Con apenas dos años en el salto alto, el bahamense Donald Thomas se consagró en Osaka y se asoma como una potencial amenaza para quebrar el récord mundial del cubano Javier Sotomayor, de 2,45 metros, intocable desde 1993.China, por su parte, vio consagrarse a su primer campeón mundial: Liu Xiang, en los 110 metros con vallas.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×