Logran Oliveras en Panam y Martínez en Nascar México títulos en 2007

Después de varios intentos fallidos, el capitalino Hugo Oliveras por fin consiguió el título de la Panam GP Series, mientras el regiomontano Rafael Martínez hizo valer su experiencia para...
Después de varios intentos fallidos, el capitalino Hugo Oliveras por fin consiguió el título de la Panam GP Series, mientras el regiomontano Rafael Martínez hizo valer su experiencia para coronarse en la Nascar México 2007.
 Después de varios intentos fallidos, el capitalino Hugo Oliveras por fin consiguió el título de la Panam GP Series, mientras el regiomontano Rafael Martínez hizo valer su experiencia para coronarse en la Nascar México 2007.

MEDIOTIEMPO | Agencias21 de Diciembre de 2007

  • Terminan los seriales mexicanos envueltos en la polémica
  • Panam GP corre en seis países latinos y los stock estrenan etiqueta
  • Benito Guerra se consagra Bicampeón del Nacional de Rall

Después de varios intentos fallidos, el capitalino Hugo Oliveras por fin consiguió el título de la Panam GP Series, mientras el regiomontano Rafael Martínez hizo valer su experiencia para coronarse en la Nascar México 2007.

No obstante, ambos campeonatos se decidieron con gran polémica. Incluso, el título de Oliveras debería llevar un asterisco y hasta ser declarado nulo, porque la última fecha del calendario en el Miguel E. Abed de Puebla nunca se efectuó.

Del otro lado, Rafa Martínez tampoco pudo esquivar las críticas, al contar con el cuestionable apoyo de Oscar "Vampiro" Ruiz en la carrera final de la Temporada en el Autódromo Hermanos Rodríguez, para superar por escaso margen a Germán Quiroga.

Los principales seriales nacionales continuaron su evolución por caminos totalmente opuestos. Los stock cars estrenaron la etiqueta de Nascar México y la Panam GP de autos fórmula siguió su proyecto de internacionalización, al correr en pistas de seis países de Latinoamérica.

HUGO OLIVERAS Y SU TÍTULO CON ASTERISCO

Homero Richards había sido el tradicional aguafiestas, al interponerse una y otra vez en el camino de Hugo Oliveras hacia el campeonato. Pero esta vez, al emigrar en definitiva a la Nascar México, dio pie a que el internacional mexicano conquistara el campeonato.

Hugo tuvo que sortear seria oposición tanto de su coequipero Alfonso "Picho" Toledano como del venezolano Giancarlo Serenelli, en la segunda Temporada de Panam GP recorriendo países de la región como Guatemala, Costa Rica, Ecuador, Colombia, Puerto Rico y, desde luego, México.

El campeonato que organiza el ex piloto Alfonso Toledano pasó por múltiples complicaciones a lo largo del año, que afectaron el desarrollo de la Temporada con constantes cambios de fechas, principalmente, y que imposibilitaron la realización de las 10 rondas.

Al final del año, la bomba explotó y los dueños de equipo, desconociendo al promotor, se separaron para formar un nuevo serial, de idénticas características a Panam GP, aunque sin Alfonso Toledano como Promotor, y que se estrenará en pistas el año próximo.

Tales conflictos y la enésima complicación en la logística para transportar los autos de un país a otro, hicieron que la ronda final en Puebla no se celebrara como estaba previsto. Oliveras podría ser declarado campeón, pero sin que la temporada haya finalizado formalmente y sin ventaja matemática definitiva.

Para ensombrecer aún más un serial lleno de potencial, pero que por diversos conflictos ha puesto en entredicho su propia supervivencia, "Picho" Toledano sufrió un accidente en Puerto Rico, en lo que fue la última carrera del año y que le pudo haber costado la amputación de ambos piés; esto aún lo tiene postrado en un hospital de Indianápolis, recuperándose de lesiones múltiples.

La campaña comenzó el 24 y 25 de Marzo en el Hermanos Rodríguez de la capital mexicana, donde Panam GP fue serial de respaldo de la Copa Mundial de Automovilismo A1 Grand Prix con una fecha doble.

En la primera carrera del fin de semana la victoria fue para Oliveras, saliendo desde la "pole position", y en la prueba del domingo "Picho" Toledano dio la sorpresa al llevarse la bandera a cuadros, para convertirse en el flamante líder general.

Ahí comenzó la larga travesía del campeonato latinoamericano, que el 6 de Mayo hizo su tercera presentación consecutiva en el Autódromo Los Volcanes de Guatemala, donde la victoria correspondió de nueva cuenta a Toledano.

Para entonces, las modificaciones al calendario ya eran habituales. Guatemala cambió en par de ocasiones de fechas, El Salvador fue cancelado y tocó el turno de Costa Rica, donde, también con una gran cantidad de irregularidades, esta vez de los oficiales de pista, el tico Javier Collado fue el ganador, en lo que fue un claro atraco contra Hugo Oliveras.

La pista de Yahuarcocha, en Ibarra, Ecuador, con más cambios y aplazamientos, fue la siguiente en la lista. La carrera, sin duda, fue la más espectacular no sólo del año sino de muchos años, pues los 20 pilotos sobre la pista se dieron con todo y mostraron los alcances de los Fórmula Renault 2000.

En una tarde memorable del 29 de Julio en el Autódromo José Tobar, el venezolano Serenelli se quedó con la bandera a cuadros, imponiéndose con brillantez en una prueba en la que hubo encarnizadas batallas tanto entre los líderes, como detrás de éstos, en la parte media y hasta en los coleros.

A principios de octubre, el autódromo colombiano de Tocancipá volvió a hacer su aparición en el campeonato, repartiendo triunfos en una doble cartelera para el "cafetero" Juan Manuel González y el venezolano Serenelli, quien intensificaba el asedio sobre Oliveras.

En Ponce, Puerto Rico, que debutó en el calendario, Hugo Oliveras tomó el respiro que necesitaba, al acreditarse par de victorias el 11 de Noviembre, que a la postre marcaron la diferencia en las puntuaciones respecto al "Gato" Serenelli.

Oliveras sumó 212 puntos y Serenelli se quedó con 178, así que aún habría posibilidades de un eventual empate, porque son justamente 34 unidades las que los separan y la máxima cantidad que se reparte al ganador de una carrera.

Peor aún, de acuerdo al reglamento, cada piloto debe descontar sus dos peores resultados y Oliveras sería el peor afectado, porque quedaría con 190 y Serenelli con 170, es decir, sólo 20 de diferencia con una carrera pendiente.

RAFA MARTÍNEZ Y LA EXPERIENCIA DE UN CAMPEÓN

La Nascar México también pasó por momentos polémicos, pero ni eso pudo quitar brillantez al título de Rafael Martínez, quien, a sus 45 años de edad, se consolidó como unos de los principales pilotos mexicanos de autos turismo de la historia.

Pese a los reclamos, mostró calidad en el asfalto, al compilar siete victorias (Puebla, Zacatecas dos veces, San Luis dos veces, Monterrey y Querétaro), cuatro de ellas en forma consecutiva al iniciar la temporada, para un total de dos mil 300 puntos, apenas cuatro de diferencia sobre Germán Quiroga.

El conductor capitalino logró cuatro victorias (México dos veces, Puebla y Guadalajara), pero su buen cierre no le alcanzó para descontar la ventaja que tomó Martínez al principio de la campaña.

Patrick Goeters concluyó en la tercera plaza absoluta con mil 996 puntos, Carlos Peralta se quedó con la cuarta posición con mil 948 y Antonio Pérez cerró en el quinto peldaño general con mil 936 unidades.

El campeonato se decidió en la fecha final en el Hermanos Rodríguez el 4 de Noviembre. Quiroga necesitaba ganar y lo hizo. Sin embargo, Rafa precisaba sólo de un cuarto sitio, y también lo logró.

El problema fue que, a dos giros del final, Martínez perdió terreno en una rearrancada y ya se la había esfumado el título, pero sorpresivamente, a unos cientos de metros de la meta, "Vampiro" Ruiz aminoró la marcha y eso permitió al regio ascender a la cuarta plaza y consumar el campeonato.

Pese a los alegatos de la Escudería Telmex donde correr Quiroga, la cual incluso boicoteó la premiación de fin de año, Martínez se consagró nuevo monarca de la categoría, y se sumó a los tres logrados en el extinto Campeonato Mustang.

En el recuento de 2007, el internacional Benito Guerra logró su segunda corona consecutiva, en un año de intensas disputas con Rodrigo Ordóñez en el Campeonato Nacional de Rallies, mientras Jesús Humberto Salazar se proclamó monarca del Nacional de Cuarto de Milla que organiza Dipsa Motorsports.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×