Holmes derrota a Mickelson en hoyo de desempate en Scottsdale

J. B. Holmes estuvo a punto de ser derrotado, pero terminó ganando el Torneo de Scottsdale por segunda ocasión en tres años, al vencer a Phil Mickelson el domingo en el primer hoyo de desempate.
J. B. Holmes estuvo a punto de ser derrotado, pero terminó ganando el Torneo de Scottsdale por segunda ocasión en tres años, al vencer a Phil Mickelson el domingo en el primer hoyo de desempate.
 J. B. Holmes estuvo a punto de ser derrotado, pero terminó ganando el Torneo de Scottsdale por segunda ocasión en tres años, al vencer a Phil Mickelson el domingo en el primer hoyo de desempate.

MEDIOTIEMPO | Agencias3 de Febrero de 2008

  • Holmes había desperdiciado una ventaja de cuatro golpes

J. B. Holmes estuvo a punto de ser derrotado, pero terminó ganando el Torneo de Scottsdale por segunda ocasión en tres años, al vencer a Phil Mickelson el domingo en el primer hoyo de desempate.

Holmes acertó birdies en dos ocasiones en el hoyo 18 con diferencia de unos cuantos minutos entre sí, con un putt de cuatro metros (13 pies) para obligar el desempate, y luego otro de 2,4 metros (ocho pies) luego de un largo drive de 359 yardas.

El colombiano Camilo Villegas terminó en el lugar 11 con 279 golpes, 5 bajo par.

Holmes, cuya victoria como novato en Scottsdale en el 2006 era su único triunfo en la gira estadounidense de la PGA, había desperdiciado una ventaja de cuatro golpes y se encontraba un golpe detrás antes de ir al hoyo 18.

Mickelson, quien tiene mucho más experiencia, parecía encaminarse a su tercera victoria en este Torneo y la 33 en su carrera.

Sin embargo, el estadounidense de 25 años tuvo un largo drive que cayó cerca de una barda muy lejos del fairway. Se le dio permiso de dejar caer la pelota, y luego colocó su segundo golpe a apenas cuatro metros de la bandera para conectar el putt que lo colocó con 270 golpes, 14 bajo par, y obligar a un desempate con Mickelson.

Mickelson, quien consiguió birdie en los últimos seis hoyos del Torneo, falló un birdie antes de que Holmes diera el golpe del triunfo que le significó al ganador un cheque por 1,08 millones de dólares.

Como el Súper Bowl se iba a disputar a sólo 50 kilómetros, en Glendale, el domingo, el público disminuyó a sólo 71.805 personas en un día frío y nublado.

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×