Es Soraya Jiménez símbolo de pundonor en México

Soraya Jiménez es un símbolo de pundonor en el país. Se convirtió en la primera mujer mexicana ganadora de un Oro Olímpico en la historia, en los Juegos de Sydney 2000 en levantamiento de pesas, y...
 Soraya Jiménez es un símbolo de pundonor en el país. Se convirtió en la primera mujer mexicana ganadora de un Oro Olímpico en la historia, en los Juegos de Sydney 2000 en levantamiento de pesas, y ahora sortea un obstáculo más, quizá igual o más exigente

MEDIOTIEMPO | Agencias3 de Marzo de 2008

  • "Sólo debes tener en mente cuáles metas quieres cumplir"

Soraya Jiménez es un símbolo de pundonor en el país. Se convirtió en la primera mujer mexicana ganadora de un Oro Olímpico en la historia, en los Juegos de Sydney 2000 en levantamiento de pesas, y ahora sortea un obstáculo más, quizá igual o más exigente que el deporte de alto rendimiento demanda, y es su lucha diaria para vivir sin uno de sus pulmones.

La ex deportista mexicana aprende a vivir una existencia de lo más normal posible ante la falta del pulmón derecho, el cual le fue extirpado en una cirugía en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias el año pasado, al estar gravemente afectado a consecuencia de una influenza tipo B que adquirió cuando asistió como delegada a los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007.

"Fue algo que se complicó a tal grado de formarse bolsas de pus en el pulmón y por tal razón me lo tuvieron que quitar".

La llamada "Niña de Oro" que emocionó y conmocionó al pueblo mexicano tras haber conquistado la Medalla de Oro en Sydney 2000 en la categoría de 58 kilos es, a casi ocho años de esa hazaña deportiva, una mujer que no ha cambiado su mentalidad porque es ahí donde nace su fortaleza.

"La vida sigue -expresa- y pese a estas pruebas de fuego que pone la misma vida, no debo dejarme caer".

A sus 30 años de edad, Soraya Jiménez Mendívil asegura que cuando se tienen obstáculos de este tipo, no queda más que buscar estar arriba, ya que cuando se está en el deporte y para ser mejor en lo último que se debe pensar es en dejar de competir.

La ahora integrante de la Comisión del Deportista en el Comité Olímpico Mexicano señala que la medalla de oro en los Juegos Olímpicos le dio mucho y todo lo que ha hecho hasta ahora lo volvería a hacer tal y como lo hizo, "soy un ser humano y como tal me equivoco, aprendo y me supero".

La menuda figura de la otrora mujer más fuerte del mundo en su categoría se ve fuerte y no parece estar afectada físicamente, ya que su carácter le impulsa seguir adelante y mantenerse involucrada en el deporte.

"El deporte es mi pasión y ahora estoy en la Comisión del Deportista para ayudar a todos los que están clasificados para ir a Beijing 2008".

Soraya Jiménez sonríe cuando se le pregunta cómo se hace para llegar a ser una mujer triunfadora en el deporte sin llegar a  descuidar los estudios, "pues sencillamente con una buena planeación, no es difícil. Hay momentos en que las cosas no salen como las esperas, pero sólo es cuestión de paciencia".

La ex pesista comenta que debido a lo exigente que fue se etapa competitiva, debió dejar sus estudios de Derecho, los cuales recuperó una vez que se retiró en el 2004, unos meses antes de los Juegos Olímpicos de Atenas, Grecia.

"Sólo debes tener en mente cuáles metas quieres cumplir y de ahí las cosas se dan por sí solas", asienta la ex halterista, quien en 1999 en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá, se agenció la medalla de bronce.

La vida deportiva de Soraya no fue nada fácil, se sometió a tres intervenciones quirúrgicas en la rodilla izquierda, una situación que que le hizo pensar en su momento en el retiro, pero la fortaleza y el deseo de asistir a Sydney 2000 la motivaron seguir pese a las operaciones y sus respectivas rehabilitaciones.

"Eso te hace madurar, ver las cosas desde otra perspectiva y ahora a ocho años de la medalla me doy cuenta que todo lo que hice valió la pena".

La Medalla de Oro Olímpica, Soraya la conquistó la madrugada (tiempo de México) del 18 de septiembre de 2000 y lo hizo tras levantar un total de 222.5 kilogramos, con lo que mejoró su entonces  plusmarca personal y superó a sus rivales en la lid.

Ese mismo año, Jiménez Mendívil recibió el más alto reconocimento que otorga el Estado Mexicano a sus deportistas más sobresalientes, el Premio Nacional del Deporte, con lo que coronó una carrera de éxitos.

En la antesala del retiro, Jiménez Mendívil fue subcampeona en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003 en donde sólo fue superada por la ecuatoriana María Alexandra Escobar.

Y próximo a celebrarse el Día Internacional de la Mujer, el sábado 8 de marzo, la ex deportista señala que la mujer mexicana tiene todo para destacar, y cuando tiene la oportunidad de conversar con las nuevas generaciones de deportistas, les pide que den todo, su máximo esfuerzo en las competencias para poner en alto en nombre de nuestro país.

"Considero que el Día Internacional de la Mujer es todo el año, para mí no hay una ocasión especial, porque todos los días estamos en lucha por hacer muchas cosas positivas para y por el país".

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×